El Estudiantes vuelve a salvarse cuando estaba al borde del abismo

El equipo colegial se libra de un descenso que parecía inevitable debido a las medidas por el coronavirus y hace un nuevo ejercicio de escapismo.

Movistar Estudiantes se vuelve a librar. Foto: gettyimages
Movistar Estudiantes se vuelve a librar. Foto: gettyimages

Como si de un guion de una película se tratara, Movistar Estudiantes se ha acostumbrado a caminar al borde del abismo, a ver su causa perdida y ser partícipe de una crónica de muerte anunciada, pero al final, resurgir. Este histórico del baloncesto español se resiste a perder la categoría de mítico conjunto que se mantiene a duras penas en la Liga Endesa. Su sufrida afición ha sido llevada al límite de paciencia, con proyectos abocados al fracaso, jugadores talentosos que no acaban de rendir, falta de inversión en la cantera y carencia de sentimiento identitario de muchos jugadores. Jaime Fernández, Edwin Jackson, Alessandro Gentile o Dario Brizuela han sido jugadores que aspiraban a mucho más, pero ni siquiera un patrocinador tan potente como Movistar ha sacado de la sombra al equipo.

A pesar de ello, milagros de última hora han venido a socorrer a los colegiales. Un hondo suspiro inundó el Magariños hace unas horas cuando se anunció que la Liga Endesa se resolvería en una fase final con doce equipos y que no habría descensos. Con 5 victorias y 18 derrotas, habiendo destituido al entrenador con el que se empezó el año Aleksandar Dzikic y una afición que, esta vez sí, parecía resignada a la catástrofe, los de azul no perderán la categoría, aunque se lo habían ganado por lo demostrado en cancha. Es la tercera vez que el Estudiantes está virtualmente descendido en los últimos ocho años, habiendo salvado la categoría en los despachos.

Fase final de 12 equipos para finalizar la Liga Endesa

Fase final de 12 equipos para finalizar la Liga Endesa

Seguir leyendo

La primera se produjo en la temporada 2011/12, pero la incapacidad del Iberostar Canarias de afrontar los pagos necesarios para ascender permitieron su continuidad. Después, en la 2015/16 ni el Palencia ni el Melilla pudieron ocupar la plaza que dejaba un conjunto que puede vanagloriarse de ser uno de los tres únicos equipos españoles que nunca ha perdido la categoría, junto al Real Madrid y el Joventut de Badalona. El otro beneficiado de esto es el Montakit Fuenlabrada, que seguirá en la máxima categoría. En todo caso, queda claro que los dos equipos madrileños deberán rectificar muchas cosas de cara a la próxima temporada y, en especial, el Movistar Estudiantes, un histórico que por afición y tejido social no puede permitirse seguir tentando a la suerte.

Comentarios recientes