Mark Cuban no quiere abrir las instalaciones de los Mavs pese al fin del estado de alarma en Texas: "No podemos garantizar la seguridad de todos"

El estado de Texas ha dado por finalizado el estado de alarma y los equipos NBA pueden comenzar a dar permiso a sus jugadores para que comiencen a entrenarse en las instalaciones. Sin embargo, Mark Cuban, el dueño de Dallas Mavericks, cree que la situación aún es grave y que en estos momentos no pueden garantizar la seguridad de los trabajadores que acudirían a las instalaciones a trabajar:

"El problema parte obviamente de que no podemos realizar test a la gente, así que no podemos asegurar su seguridad, sea la de los jugadores de baloncesto o la del resto. Aunque intentáramos tomar precauciones, creo que no merece la pena. No creo que el riesgo esté a la altura de la recompensa".

Comentarios recientes