El amargo final de 'The Last Dance': "Podríamos haber ganado siete anillos"

El docu sobre la última temporada de Michael Jordan en Chicago Bulls finaliza de una forma inesperada, con su lamento por no haber podido defender el título

Juan López | 18 Mayo 2020 | 09:09
facebook twitter whatsapp Comentarios
Michael Jordan y Jerry Reinsdorf, en una rueda de prensa.
Michael Jordan y Jerry Reinsdorf, en una rueda de prensa.

The Last Dance finaliza como finalizaron los Chicago Bulls campeones de 1998: de una manera agridulce. Michael Jordan no olvida. Michael Jordan aún lamenta que el dueño de los Bulls, Jerry Reinsdorf, no renovara la plantilla, no les diera la oportunidad de defender el título. De haber podido haber intentado ganar el séptimo anillo.

Así, MJ finaliza su documental en ESPN y Netflix criticando al que fuera su jefe en los Bulls. Criticando que los largaran. Criticando que dejaran ir a Pippen, Kerr, Rodman, Harper, Phil Jackson y compañía. Jordan no perdona.

"Es una locura porque yo siento que podíamos haber ganado siete. Realmente la creo", comenta Jordan en The Last Dance. "A lo mejor no lo hubiéramos logrado, pero deberíamos haberlo podido intentar, es algo que simplemente no puedo aceptar, por la razón que sea, es algo que no acepto".

Así explicaba Jerry Reinsdorf su decisión de romper el equipo:

"Después del sexto campeonato las cosas se habían ido fuera de control porque hubiera sido un suicidido en ese punto de sus carreras renovar a Pippen, Kerr, Rodman y Harper. Sus mercados individuales habían subido. Iban a ganar más dinero si se iban. Cuando nos dimos cuenta de que teníamos que reconstruir al equipo le dije a Phil Jackson que podía volver el año siguiente. Él me dijo que no quería reconstruir, que no quería entrenar a un mal equipo. Y ese fue el final. Si Michaell hubiera estado sano y hubiera querido seguir no tengo dudas de que en un par de años Krause hubiera creado un equipo campeón, pero eso no iba a suceder instantáneamente".

Las caritas de Jordan escuchando este discurso dejaban muy a las claras su disconformidad con el mismo:

Jordan, como es lógico, está en total desacuerdo con su jefe e incide en que merecían regresar a defender el título:

"Krause dijo a principios de la temporada del 98 que aunque Phil acabara con un récord de 82-0 no iba a seguir. Así que cuando Phil se refierió al último baile, era de verdad el último baile. Sabíamos que no íbamos a continuar juntos. Si le hubieras preguntado a todos los chicos que ganaron en el 98 si hubieran seguido un año más para intentar el séptimo, ¿crees que no hubieran firmado? Sí, hubiéramos firmado otro año. ¿Crees que Phil no lo hubiera hecho? Hubiéramos tenido que convencer a Pip, pero si Phil iba a seguir, si Dennis iba a seguir, si MJ iba a seguir, ¿para ganar el séptimo? Pip no iba a perderse eso".

Así acaba The Last Dance, con el profundo lamento de MJ, el mejor jugador de siempre, a ser obligado a retirarse sin tener derecho a defender su sexto anillo. Razón no le faltaba.