Jayson Williams, de coger rebotes en la NBA a disparar a su chófer

Hay jugadores que se dejan arrastrar por el alcohol y la vida fácil y acaban pagándolo muy caro. Es el caso de Jayson Williams

Jayson Williams, con la camiseta de New Jersey Nets.
Jayson Williams, con la camiseta de New Jersey Nets.

La vida de Jayson Williams desde que se retiró de la NBA ha sido un auténtico desastre. Ha pasado de ser un maestro del rebote a acabar en la cárcel por un incidente de lo más turbio.

El pívot jugó un total de 9 temporadas en la NBA y llegó a ser All Star en la 97/98, un año antes de retirarse. Lo hizo tras promediar aquella campaña con New Jersey Nets 12.9 puntos y 13.6 rebotes. Fue en esta faceta donde más destacó, promediando en sus últimas cuatro temporadas en la liga más de 10 capturas por duelo. Sin embargo, desde que dejó de jugar en 1999 su vida se convirtió en un auténtico desastre.

Aunque en los últimos años parece haberse calmado, en la primera década de este siglo protagonizó dos incidentes que, sin duda, han marcado su vida para siempre.

Por un lado, en 2009 fue arrestado por asaltar un bar de Carolina del Norte. Ese mismo año, algunos meses antes, también había sido detenido por conducir bajo los efectos del alcohol.

Estos dos incidentes son minucias al lado del que protagonizó en 2002. Y, viendo lo que hizo en 2009, se ve que no le influyó demasiado para cambiar su estilo de vida.

Y es que su adicción al alcohol ha resultado ser fatal. Y es que el conductor de su limusina murió en su casa tras ser tiroteado. La investigación posterior demostró que Williams, bajó la influencia del alcohol, había sido el autor de esos disparos. Fue sentenciado a cinco años de prisión.

Triste la historia de este mastodonte reboteador que ha tirado por la borda su vida.

Comentarios recientes