3 motivos por los que Golden State Warriors podrían colapsar

El mejor equipo de la última década en la NBA podría haber vivido sus últimos momentos de grandeza. Os mostramos las claves de su posible colapso

Klay Thompson, doliéndose de su lesión durante las pasadas Finales de la NBA.
Klay Thompson, doliéndose de su lesión durante las pasadas Finales de la NBA.

La pasada temporada no pudo acabar peor para Golden State Warriors. Llegaron a jugar sus quintas Finales consecutivas de la liga y eran claros favoritos para conseguir su cuarto título en cinco años. Sin embargo, la cosa no acabó como querían.

Kevin Durant se lesionó y decidió no renovar su contrato, Klay Thompson también se lesionó de gravedad y, por su fuera poco, en el inicio de la presente campaña, con el equipo deshecho, Stephen Curry también cayó.

Este año han acabado la temporada con el peor récord de la liga y, aunque esperan volver a dar caña la próxima temporada, hay motivos para pensar que el equipo amarillo haya podido colapsar. Puede que sí o puede que no, pero los motivos están ahí:

1. Falta de banquillo

Los Warriors lo dieron todo en 2016 para fichar a Kevin Durant. Obviamente, la cosa les fue muy bien (ganaron dos campeonatos consecutivos). Sin embargo, a cambio, dejaron el roster muy corto. Y, claro, eso lo notan ahora.

De hecho, el único suplente que les queda en plantilla de la época de los títulos es Kevon Looney. Hombres como Ky Bowman, Damion Lee o Jordan Poole no parecen muy fiables. Veremos lo que ocurre, pero acompañar con una plantilla de garantías a Curry, Thompson y Green no es sencillo. Veremos si lo consiguen.

2. Aumento de la competencia

En la época de los anillos los grandes rivales de los Warriors fueron los Rockets de Harden y compañía en el Oeste y LeBron en las Finales.

A día de hoy hay varios equipos que tienen varias estrellas y que parece que pueden optar a ganar: los Bucks de Antetokounmpo, los Lakers de LeBron, los Clippers de Leonard o incluso equipos como Raptors, Celtics o Jazz que tienen plantillas competitivas que podrían dar un salto adelante. No es fácil volver a ganar. La competencia es feroz.

3. Las lesiones

DeMarcus Cousins, Kevin Durant, Klay Thompson y Kevon Looney se lesionaron la pasada campaña y evitaron el anillo. Esta temporada los Warriors han estado casi todo el año sin poder contar con Thompson y Curry. Si no vuelven en forma. Si no vuelven en condiciones o si vuelven a recaer, perderán las opciones de luchar por el anillo.

Comentarios recientes