¿Qué fue de "Lentejita" Boykins, el jugador más bajo de la historia de la NBA?

Repasamos la trayectoria de Earl Boykins, que con sus 1,65m de estatura, se convirtió en un auténtico fenómeno mediático y deportivo del baloncesto mundial.

Earl Boykins, jugador más bajo historia NBA. Foto: gettyimages
Earl Boykins, jugador más bajo historia NBA. Foto: gettyimages

En la vida se pueden conseguir cosas imposibles con esfuerzo, superación y confianza en sí mismo. Eso es lo que demostró Earl Boykins, uno de los más bajitos en la historia de la NBA, apodado con maestría como "Lentejita" por el gran Andrés Montes. Todo amante de la NBA a inicios de siglo XXI recordará con cariño a ese jugador que hizo vibrar a todos y que parecía capaz de colarse entre las piernas de los gigantes de la liga y sacarles de quicio con un talento innato descomunal. Medir 1,65m y ser un jugador importante de la mejor liga baloncesto del mundo es una epopeya que merece ser glosada, sobre todo, por la modestia y buen carácter del que hizo gala siempre este jugador.

Los 10 jugadores más bajitos de la historia de la NBA

Los 10 jugadores más bajitos de la historia de la NBA

Nombres como los de Tyrone Bogues o Earl Boykins destacan en una lista en la que Nate Robinson se queda fuera por una posición

Seguir leyendo

A pesar de no ser drafteado por las reticencias que su altura despertaba en los General Manager, Boykins no se rindió y se fue a jugar a Rockford Lighting, un equipo de la CBA en el que su rendimiento fue tan descomunal en la temporada 1998/99 que llamó la atención de la NBA. En sus primeras experiencias en la liga alternó equipos donde tenía poco protagonismo, hasta que firmó su primer contrato largo en el año 2000 con Los Angeles Clippers. En la 2001/02 se convirtió en un suplente de garantías, jugando 68 partidos de la liga regular y ganándose un buen contrato con Golden State Warriors.

Sin embargo, su eclosión vendría en el montañoso Estado de Colorado. Aterrizó en Denver Nuggets en 2003 e hizo vibrar a todo el planeta con su juego eléctrico, inteligencia defensiva y entrega. Promedió más de 10 puntos en sus cuatro temporadas allí, alcanzando los 15,2 en la 2006/07, su mejor temporada. Jugó a un excelente nivel también en Milwaukee Bucks y, en pleno apogeo, decidió probar suerte en Europa. Recaló en la Virtus Bolonia y cuajó una temporada muy exitosa, jugando con generosidad y siendo campeón de la EuroChallenge, la tercera competición continental en importancia.

Eso le valió para ganarse la confianza, una vez más, de la NBA. En un rol más secundario, jugó para Washington Wizards, Milwaukee Bucks y terminó su carrera en Houston Rockets en 2012, a los 36 años. Enormemente presente en la memoria colectiva del baloncesto, Boykins ha seguido ligado a este deporte. Es entrenador principal en el High School Douglas County, donde está llevando a cabo una encomiable labor en la mentorización de jóvenes talentos. Earl Boykins fue una figura inolvidable y su legado perdura como un jugador gigante en espíritu, talento y capacidad de superación.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes