Los 5 jugadores cuyas carreras fueron más lastradas por las lesiones

Analizamos los hombres que podrían haber tenido una carrera más esplendorosa y vieron cortada su tendencia por grandes lesiones.

Jugadores con carreras más lastradas por lesiones. Foto: gettyimages
Jugadores con carreras más lastradas por lesiones. Foto: gettyimages

¿Y si las cosas hubieran sido de otra manera? Esta pregunta repetida hasta la saciedad en cualquier persona y ámbito de la vida, adquiere una repercusión especialmente notable para algunos jugadores de baloncesto que parecían llamados a la gloria en la NBA. Hombres de talento infinito, potencial supremo y condiciones más que suficientes para labrarse una historia dorada en la mejor liga del mundo, pero que sufrieron imprevistos en forma de lesiones. Desgraciadamente, los ejemplos son muchos, pero hay cinco casos que sobresalen por encima de todos, como señalan en NBC.

Greg Oden, el monstruo impotente

En pocas ocasiones se vio un talento tan descomunal bajo los tableros que el mostrado por Oden en su etapa universitaria. Elegido en la primera posición del NBA Draft 2007, unos graves problemas de rodilla impidieron que desarrollara su carrera en una liga en la que parecía poder dinamitar todos los récords. Sus movimientos en el poste bajo, elegancia y rapidez en los desplazamientos, le hacían un pívot único que jamás pudo alcanzar el lugar al que estaba predestinado.

Brandon Roy, el genio desaparecido

Los espectadores puntuales de la NBA quizá recuerden la irrupción meteórica de un hombre que llegó a ser 3 veces All Star y que cayó en el olvido con la misma rapidez. Jugón absoluto desde el perímetro, parecía llamado a ser una gran estrella pero un problema degenerativo en el cartílago de sus rodillas impidió que pudiera jugar más allá del 2013. Transmitía sensaciones únicas y podría haberse convertido en líder de unos Portland Trail Blazers memorables

Derrick Rose, la rosa que se marchitó

Era simplemente imparable. La velocidad con que encaraba el aro, esa facilidad única para desbordar rivales y anotar en cualquier posición, hizo soñar a toda la NBA con el nacimiento de una estrella asimilable a las más brillantes del firmamente. Sin embargo, cuando su carrera estaba en pleno apogeo, una grave lesión de rodilla cercenó sus sueños. Le costó mucho recuperarse mentalmente de ese varapalo y las constantes recaídas hacen que su talento solo se vea a cuentagotas

Shaun Livingston, el renacido en un segundo plano

Base alto, de buen manejo de balón, físico envidiable y visión de juego. Eran los ingredientes de un jugador que prometía una receta suculenta en la NBA, pero con 21 años el paraíso se tornaba en pesadilla por una grave lesión de rodilla. Llegó a contemplarse la posibilidad de tener que amputarle la pierna, pero emergió de sus cenizas y ha terminado ocupando un rol de jugador importante desde el banquillo en uno de los mejores equipos de la historia, como los Golden State Warriors.

Jay Williams, el accidente que arrancó de raíz un gran potencial

Seleccionado en la segunda posición del NBA Draft 2002, este hombre recaló en Chicago Bulls con la vitola de ser el gran dominador del baloncesto universitario y un jugador que rompiera todos los límites desde el tablero. Sin embargo, un grave accidente de motocicleta le provocó grandes daños en ambas piernas e impidió que pudiera seguir jugando. Un auténtico shock dramático para una liga que esperaba muchísimo de él.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes