Jimmy Butler tenía razón: es un auténtico ganador

El actual jugador de Miami Heat, muy criticado en algunas fases de su carrera, está demostrando ser un líder impresionante en estos playoffs

Jimmy Butler, estrella de Miami Heat.
Jimmy Butler, estrella de Miami Heat.

Parece que, después de todo, Jimmy Butler tenía razón. Muchos lo han criticado a lo largo de su carrera. Muchos le han acusado de ser un elemento nocivo en los vestuarios. De no ser un buen compañero. Pero en estos Heat está demostrando que él tenía razón y los que dudaban de él se equivocaban.

Jimmy Butler está liderando a Miami Heat en estos playoffs como lo hiciera Allen Iveson con los Sixers finalistas de la NBA del año 2001: con un equipo a su medida que funciona como un reloj.

Y, echando la vista atrás, a día de hoy podemos confirmar que muchos se equivocaron con Jimmy. El primero, Fred Hoiberg, que mandó al garete a la última plantilla competitiva que ha tenido Chicago Bulls. Traspasó a Rose, Noah, Gibson y Gasol y posteriormente cambió a Butler por Zach LaVine. En la era post-Jimmy los Bulls no han pasado de las 30 victorias aún.

Luego llegó su paso por Minnesota. Nada más aterrizar, Butler se dio cuenta de que Karl Anthony Towns y Andrew Wiggins no le ponían la intensidad suficiente al juego para ganar. Les llamó "vagos". Se marchó de allí y la prensa publicó que no era un buen compañero. Lo cierto es que los Wolves han jugado una temporada playoffs en los últimos 16 años. Y, sí, fue casualmente con Jimmy Butler en el roster.

La pasada campaña llegó a los flamantes Sixers de Ben Simmons y Joel Embiid. Lo hizo junto a Tobias Harris. Brett Brown decidió ofrecerle el máximo a este último y, como es lógico, Jimmy decidió marcharse a Miami en verano y no renovar con Philadelphia. Los Sixers han pasado rozar el pase a las Finales del Oeste (perdieron en el séptimo con aquella famosa canasta de Kawhi), a completar una campaña muy discreta.

Y es que a Brown, como a muchos en estos años, le engañaron los números. Los de Tobias Harris eran parecidos estadísticamente hablando a los de Butler. Pero lo que ofrece uno y otro a un equipo no tiene nada que ver. Jimmy es un ganador. Lo ha demostrado durante toda su carrera y este año está volviendo a hacerlo. Solo que, como le pasó a Allen Iverson en los Sixers del 2001, está rodeado de un grupo de jugadores que le complementa a la perfección.

Cuidado con los Heat de Jimmy. Pueden ganarle a cualquiera.

Comentarios recientes