Mercado NBA: Brooklyn Nets se refuerza con el fichaje de Mike James

El talentoso base estadounidense volverá a la NBA con el objetivo de ser importante en la rotación de los Nets como relevo natural de Irving.

Mike James ficha por Brooklyn Nets. Foto: gettyimages
Mike James ficha por Brooklyn Nets. Foto: gettyimages

Había pocas dudas de que el futuro a corto plazo de Mike James estaba en la NBA después de su desvinculación con el CSKA de Moscú por su mala relación con el entrenador, Dimitrous Itoudis, pero muchos no se imaginaban que tendría una oportunidad tan apetitosa como es la de contribuir a la lucha por el anillo de Brooklyn Nets. A pesar de que muchos rumores le situaban en la órbita de los Knicks, finalmente han sido los vecinos quienes se han agenciado con una pieza que puede ser mucho más importante de lo previsible a priori. La baja de LaMarcus Aldridge para el resto de temporada abrió un hueco en la plantilla y la gerencia de los Nets ha considerado que el fichaje de James era una gran oportunidad.

Y es que el buen rendimiento que está ofreciendo Blake Griffin hace pensar a Nash y compañía que el juego interior no necesita apuntalarse más, pudiendo centrar los esfuerzos en una posición de base muy comprometida. Las continuas lesiones de Kyrie Irving hace necesario contar con un jugador de garantías. Aunque Chris Chiozza esté haciendo un papel digno y tanto Landry Shamet como Bruce Brown puedan actuar minutos así, dando la manija del equipo a Harden, de cara a los playoffs se hacía necesaria una mayor profundidad de banquillo, así como la capacidad de encontrar gente que anote desde el banquillo y haga jugar.

- Mike James jugó 36 partidos en la NBA entre 2017 y 2018

Mike James conoce bien la NBA y dejó gratas sensaciones en la misma durante su paso en 2017 y 2018, cuando jugó para New Orleans Pelicans y Phoenix Suns. Consumada estrella en Europa, salió de la franquicia de Arizona rumbo al Viejo Continente, pero siempre quedó la sensación de que el buen rendimiento que había ofrecido allí le haría volver. Lo hace ahora con 30 años, en la plenitud de su carrera profesional y con ganas de redimirse de la mala forma que haya podido adquirir esta temporada por lo sucedido con su club. Un nuevo refuerzo para unos Brooklyn Nets dispuesto a hacer todo lo posible por conseguir el anillo, lo único que justificaría su gran inversión y el equipo de estrellas que han montado.

Comentarios recientes