Trae Young y DeMar DeRozan podrían ser las próximas superestrellas en pedir un traspaso

Algunos ejecutivos de la NBA piensan que los líderes de Atlanta Hawks y Chicago Bulls pedirían salir si sus situaciones respectivas no mejoran

Víctor LF | 22 Dic 2022 | 19:38
facebook twitter whatsapp Comentarios
Trae Young
Trae Young

Desde que los jugadores son mucho más dueños de sus decisiones que las propias franquicias, hemos visto numerosos casos en los que la propia estrella es la que pide ser traspasada. Esta situación la inició claramente LeBron James con su famoso 'The Decision' en 2010 cuando se va de los Cleveland Cavaliers a los Miami Heat, seguido de Kevin Durant en 2016 cuando anuncia que deja los Oklahoma City Thunder para jugar en los Golden State Warriors.

Cuando los mejores de la liga toman este tipo de posiciones, ayuda a que el resto pida un poco de respeto y a los diferentes equipos no les queda más remedio que dejarlos ir porque los grandes nombres son los que marcan un poco el paso. Los próximos cracks en poder pedir salir de su actual conjunto son Trae Young y DeMar DeRozan. Ambos viven un momento muy complicado con Atlanta Hawks y Chicago Bulls, respectivamente.

Trae Young

El base de los Hawks llegó a la NBA en 2018 y es la única franquicia para la que ha jugado hasta el momento. Se ha ganado una reputación de 'divo'. Empezó a un nivel muy por encima del grupo pero los dirigentes hicieron su trabajo y le crearon una plantilla alrededor de garantías, que se concretó con las Finales de la Conferencia Este en 2021. Desde entonces, todo ha ido cuesta abajo. Su mala relación con Lloyd Pierce llevó al despido del entrenador. Se ha hablado también que no guarda gran relación con la mayoría de los compañeros y ahora tampoco con Nate McMillan. Cuando una persona tiene problemas con tanta gente de alrededor, lo mismo el problema no son las demás personas...

DeMar DeRozan

También vive una situación complicada con su equipo. Los Bulls están fuera de los puestos de play-in actualmente y tienen varios conjuntos atentos a sus estrellas para hacerse con ellos. DeRozan es uno de ellos y podría terminar saliendo. Individualmente está en buenos números (26 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias) pero no está siendo suficientemente para encaminar la crisis. Se dice que está teniendo problemas en la pista para encontrarse con Zach LaVine, otra pieza importante de los de Illinois que está en el punto de mira de otras franquicias.