Los 5 jugadores importantes con más opciones de ser traspasados este verano

A medida que se acerca el final de temporada, y queda aproximandamente 1 mes para saber quién será el próximo campeón de la NBA, el mercado de fichajes va tomando forma

Víctor LF | 16 Mayo 2023 | 20:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
Chris Paul y Deandre Ayton
Chris Paul y Deandre Ayton

Con la temporada 2022/23 de la NBA llegando a su fin, vamos a empezar a interesarnos en el mercado de fichajes y en el próximo curso 2023/24. A falta de aproximadamente un mes para conocer al nuevo campeón, ya hay 26 equipos eliminados y han empezado a surgir rumores movimientos en los banquillos. En el día de hoy, nos vamos a enfocar en los jugadores importantes que tienen más opciones de cambiar de equipo este verano.

OG Anunoby

Los rumores sobre el futuro de OG Anunoby con los Toronto Raptors son especulativos en este momento, y el más reciente proviene de Eric Pincus de Bleacher Report, quien informó que el talentoso swingman es un objetivo potencial de los New York Knicks este verano, incluidos otros objetivos estelares.

"Habrá cambios seguro; no tengo ni idea de hasta qué punto", dijo un ejecutivo de la liga. "No creo que tengan tantas piezas para intercambiar que sean tan buenas, sólo porque a (Pascal) Siakam le queda un año en un contrato de $38 millones. Lo mismo con OG (Anunoby), le queda un año ( $18.6 millones) y una opción de jugador. No sé si van a conseguir mucho a cambio de esos chicos. No sé si el valor está ahí. Y tampoco obtuvieron valor por OG en esta fecha límite. Masai estaba esperando un gran acuerdo, y no había nada que él quisiera. Será interesante ver qué pasa ahí".

Está claro que Anunoby es un jugador muy prometedor gracias a su mejorada anotación y defensa de élite, el tipo de tercera o cuarta opción que puede ayudar a un equipo a ganar un campeonato, pero el hecho de que esencialmente se dirige a un año de contrato podría hacer que sea difícil para Toronto moverlo, teniendo en cuenta que otros equipos no querrán desembolsar tantos activos de primera calidad en un jugador que podría ser un contrato de un año.

Evan Fournier

Es refrescante cuando un jugador es tan realista y consciente de sí mismo que sabe lo que probablemente le depare su futuro, como es el caso del escolta de los Knicks Evan Fournier, que vio su tiempo de juego en minutos importantes reducido a casi cero desde principios de enero hasta la eliminación de los playoffs de New York a manos de los Miami Heat.

Evan Fournier se sorprendería si es un Knick la próxima temporada y suena ansioso por un cambio después de ser enterrado en el banquillo de Tom Thibodeau. "Saben que no voy a volver", dijo Fournier. "No hay forma de que me mantengan. Estaría muy sorprendido si lo hacen. Así que ya veremos. Aunque obviamente no está en mis manos". "Quiero decir, ¿no os sorprendería [si volviera?]", añadió Fournier. "Once años dentro, gran contrato, obviamente están tratando de desarrollar a los chicos jóvenes. No he jugado este año, así que ¿por qué iban a traerme de vuelta?

Fournier tiene contrato por dos temporadas más. Se le deben $18,9 millones para el próximo año y $19,0 millones para la temporada siguiente, pero el último año de su contrato tiene una opción de equipo, y a pesar de su falta de tiempo de juego esta temporada, todavía tiene 30 años, por lo que probablemente no será imposible moverlo si los Knicks deciden seguir ese camino.

Jordan Poole

Sin embargo, no todos los jugadores tienen la autoconciencia de Fournier. No hay más que ver el ejemplo de Jordan Poole, quien, tras una pésima campaña en los playoffs, en la que promedió 10,3 puntos con un 34,1% en tiros (25,4% de tres), declaró a The Ringer que no había sido un mal año para él porque promedió los máximos de su carrera en dos categorías:

"No sé por qué no volvería", me dijo Jordan Poole un día después del final de la temporada de los Warriors. "No fue un mal año. Quiero decir, máximos de carrera en dos categorías. Pude hacer historia con Klay y Steph. Mi primer game-winner. Han pasado muchas cosas buenas esta temporada. No fue una mala temporada. Sí, estoy en el ajo. Sí, pertenezco a esta organización, salvando las distancias. Y soy un chico joven que fue reclutado aquí. Ganamos un campeonato el año pasado, y tenemos otra oportunidad de volver a hacerlo. Y no sé por qué nadie piensa lo contrario. No creo que nadie piense así".

Por supuesto, Poole tiene razón: En general, la campaña en su conjunto fue un éxito para él individualmente, ya que sus números de la temporada regular (20,4 puntos y 4,5 asistencias con un 43,0% en el tiro) fueron fuertes y mostraron progreso, pero su mala racha en los playoffs fue tan mala que tiene que dar a los Warriors cierta preocupación sobre el futuro.

También tiene razón en que hay pocas razones para pensar que no volverá la próxima temporada. Después de todo, a Poole le quedan cuatro temporadas en su contrato después de ésta, con un máximo en 2026-27 de $35,3 millones; sería absurdo que los Warriors lo movieran ahora cuando su valor es tan bajo.

Chris Paul

El futuro miembro del Salón de la Fama, Chris Paul, también se enfrenta a un futuro turbio con su actual equipo, ya que su juego finalmente comenzó a mostrar signos de declive en 2022-23 antes de que una lesión cortara su trayectoria en los playoffs, en parte causando que la postemporada de los Phoenix Suns terminara en las semifinales de la Conferencia Oeste.

Dos informes salieron esta semana afirmando que los Suns estaban considerando negociar a Paul en la fecha límite de traspaso antes de que se cerrara el acuerdo con Kevin Durant, uno de Bleacher Report y otro de Yahoo! Sports.

A los Suns les espera un verano muy interesante, ya que han despedido al que fuera Entrenador del Año, Monty Williams, y con el nuevo propietario, Mat Ishbia, llevando las riendas de forma agresiva, así que veremos cómo son los próximos meses para Phoenix.

Deandre Ayton

Uno de los nombres más importantes en el mercado de fichajes de este verano y quizás el jugador con más probabilidades de ser traspasado, el pívot de los Suns Deandre Ayton estuvo a punto de dejar el equipo el verano pasado en la agencia libre antes de que Phoenix igualara la enorme oferta de los Indiana Pacers por el ex número 1 del draft.

Ahora, parece que Ayton puede haber jugado su último minuto para Phoenix, como Stein informó recientemente. El propio Ayton declaró que le encanta Phoenix y que quiere seguir jugando duro para los Suns... pero esa decisión podría no depender de él. Al big man le quedan otros tres años de contrato sin opciones, con un máximo en 2026-27 de $35,6 millones, una gran inversión para un jugador que no ha demostrado ser tan consistentemente impactante como debería, a pesar de su inmenso nivel de talento.

El contrato de Ayton no es un problema y todavía puede convertirse en un jugador de 20-10 en el equipo adecuado (ya ha promediado 18 y 10 en varias ocasiones en su carrera), por lo que si los Suns deciden traspasarlo este verano, es probable que tenga una gran cantidad de pretendientes interesados.