Trae Young, baja indefinida con Atlanta Hawks tras entrar en el protocolo de contusiones

La estrella de la franquicia de Georgia ha sido diagnosticada con una conmoción cerebral sufrida el pasado sábado en el encuentro frente a Cleveland Cavaliers

Jorge P. Borreguero | 22 Ene 2024 | 10:24
facebook twitter whatsapp Comentarios
Trae Young, estrella de Atlanta Hawks.
Trae Young, estrella de Atlanta Hawks.

Atlanta Hawks se enfrenta a una noticia desalentadora mientras intentan remontar su posición en la Conferencia Este. El destacado base, Trae Young, fue diagnosticado con una conmoción cerebral después de abandonar el partido del sábado contra Cleveland Cavaliers en el último cuarto, marcando un giro inesperado en la temporada del talentoso jugador.

La lesión ocurrió a falta de 8:43 en el cuarto periodo cuando Young recibió una carga de Isaac Okoro de los Cavs y sufrió un impacto en la cara por un codazo involuntario. Aunque inicialmente permaneció en la cancha por algunos minutos, Young optó por dirigirse a los vestuarios y no regresó al juego.

La noticia de la conmoción cerebral de Young ha dejado a los Hawks y a sus seguidores en vilo, ya que el jugador clave enfrenta ahora un período de baja indefinida provocada por el protocolo de contusiones de la NBA. No hay un calendario establecido para su regreso.

Pocas bajas con mayor impacto que la de Young en los Hawks

La ausencia de Trae Young se suma a la preocupación, ya que tampoco participó en el partido del viernes contra Miami Heat debido a una enfermedad. Con Young promediando impresionantes 26,9 puntos por partido y clasificándose como el segundo mejor asistente de la liga con 10,8 asistencias por encuentro, su influencia en el rendimiento de los Hawks es innegable.

El impacto de la baja de Young se extiende más allá de sus estadísticas individuales, ya que es un líder en la cancha y un factor determinante en la estrategia de los Hawks. Su habilidad para crear oportunidades tanto para sí mismo como para sus compañeros de equipo ha sido fundamental para el éxito del equipo.

Mientras los Hawks afrontan esta difícil situación, la incertidumbre rodea al equipo en cuanto a cómo manejará la ausencia de su estrella. La profundidad del banquillo y la capacidad de otros jugadores para asumir roles de liderazgo adquieren una importancia crucial en este momento.