Las tremendas rajadas de Kerr y Curry contra el arbitraje ante los Lakers

Desvelamos las duras declaraciones contra los árbitros que hicieron en rueda de prensa tanto el técnico como la estrella de los Warriors.

Diego Jiménez Rubio | 28 Ene 2024 | 09:46
facebook twitter whatsapp Comentarios
Rajada de Warriors contra arbitraje. Foto: gettyimages
Rajada de Warriors contra arbitraje. Foto: gettyimages

Golden State Warriors se encuentra en una situación crítica y eso hace que el nerviosismo sea incontenible. Después de un polémico arbitraje en el choque histórico ante los Lakers, tanto Steve Kerr como Stephen Curry cargaron contra los colegiados.

Mucho se habla en la NBA durante los últimos tiempos de supuestas ayudas arbitrales recibidas por Los Angeles Lakers y partidos como el que mantuvieron ante Golden State Warriors no ayudan a que esta sensación se diluya. Por mucho que carguen la pintura y tengan jugadores muy físicos, no es lógico que los Lakers lancen 43 tiros libres y su rival tan solo 16. Eso es lo que reclamaron de forma clara tanto Steve Kerr como Stephen Curry en unas tensas ruedas de prensa.

"Ya hemos hablado de esto antes porque la disparidad en cuanto a tiros libres es siempre una locura. Lo que me frustra es la inconsistencia a la hora de tener un criterio para señalar faltas. Me gusta que los partidos los decidan los jugadores y los árbitros tengan un criterio único que apliquen a los dos equipos, pero hoy se permitió el contacto en un lado y en el otro no. Con estas cosas te sacan del ritmo de partido", señaló Curry, que asiste desesperado al ocaso de los Warriors.

Por su parte, Steve Kerr también quiso dejar su huella en forma de protesta, pero de una manera sutil y sarcástica. "Podría decirte lo que opino de la cantidad de tiros libres que lanzaron y del hecho de que Stephen estuvo 43 minutos en cancha y solo lanzó tres tiros libres. Mi madre está aquí y no quiero decir nada irrespetuoso y de lo que pueda arrepentirme. Es siempre la misma película", advirtió el técnico de Golden State Warriors, que cada vez ve más lejos la postemporada.