Los ejecutivos de la NBA lo tienen claro: El NBA Draft 2024 puede ser "la peor clase de la historia"

Nadie espera demasiado el año después de que fuera elegido Victor Wembanyama: mala temporada para tanquear

Juan López | 02 Abr 2024 | 08:39
facebook twitter whatsapp Comentarios
La clase del NBA Draft 2024 no ilusiona.
La clase del NBA Draft 2024 no ilusiona.

Varios ejecutivos veteranos de la NBA han expresado su preocupación, afirmando que el NBA Draft 2024 podría ser la peor clase que han visto nunca.

A diferencia del Draft de la NBA de 2023, que vio a Victor Wembanyama, ahora en los San Antonio Spurs, como la elección número 1, parece que no hay tantas certezas en la cima del draft de 2024.

En el último mock draft de la NBA de 2024 de The Ringer, el prospecto francés Zaccharie Risacher se proyecta para ser la elección número 1. A partir de ahí, Alex Sarr (otro prospecto francés) se proyecta en el número 2, y el escolta serbio Nikola Topic en el número 3.

Sin embargo, las proyecciones han sido increíblemente inconsistentes. Antes del inicio del Torneo de la NCAA, Reed Sheppard de la Universidad de Kentucky estaba proyectado como la selección número 1 del draft. Sin embargo, una actuación decepcionante en la derrota de Kentucky en la primera ronda del torneo lo ha visto caer al número 9 en la última edición del mock draft de The Ringer.

"Mirar la clase del draft de este año es como ir a tu asador favorito sólo para descubrir que se han quedado sin filete", escribió Kevin O'Connor en su último mock draft. "No hay Wagyu porterhouse como Victor Wembanyama el año pasado. Ni siquiera hay consenso sobre cuáles son los mejores entrantes."

La discrepancia entre muchos drafts simulados es evidente. Donovan Clingan, jugador de la Universidad de Connecticut, es proyectado como el número 7 del Draft de la NBA de 2024 según The Ringer, mientras que el último mock draft de ESPN lo sitúa en el número 3, comparándolo con Sarr.

NBA DRAFT 2024

Gran parte del futuro del draft dependerá de la lotería, pero es probable que un equipo como los Spurs evite draftear a un pívot, ya que ya cuentan con Wembanyama.

Después de drafts anteriores con estrellas emergentes, como el de 2022 y 2023, parece que la clase de 2024 ha decepcionado a muchos ejecutivos. Sin embargo, el tiempo dirá si estos prospectos pueden superar las expectativas y dejar su marca en la NBA.