El verano que espera a los Pelicans tras ser barridos en la primera ronda de los playoffs

Los Oklahoma Citu Thunder le han endosado un 4-0, lastrados por la ausencia de su gran estrella Zion Williamson les vienen ahora unos meses de cuestiones a las que responder y decisiones que tomar

Víctor LF | 30 Abr 2024 | 22:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
Josh Giddey, en la primera ronda de playoffs 2024 contra New Orleans Pelicans
Josh Giddey, en la primera ronda de playoffs 2024 contra New Orleans Pelicans

Los New Orleans Pelicans se enfrentaron al desafío de los Oklahoma City Thunder en la serie sin su jugador estrella y base fundamental, Zion Williamson, lo que hizo aún más admirable su capacidad para mantener el último partido de la serie competitivo.

A pesar de registrar un sólido récord de 49-33 en la temporada regular, con Zion participando en 70 de esos partidos, los Pelicans finalmente tuvieron la oportunidad de evaluar los resultados del equipo que han estado construyendo durante tres años. Esta temporada ha sido testigo de un progreso significativo para los Pelicans, con la incorporación de jugadores clave como Brandon Ingram y CJ McCollum, lo que les ha permitido alcanzar un nivel de competitividad en la Conferencia Oeste.

Sin embargo, en la implacable Conferencia Oeste, su rendimiento solo les alcanzó para enfrentarse desafortunadamente a los Thunder, y una vez que Zion fue descartado debido a una lesión, las esperanzas de una sorpresa se desvanecieron. La ausencia de Williamson dejó un vacío importante en la alineación de los Pelicans, ya que su presencia en la cancha es fundamental tanto en la ofensiva como en la defensiva. Sin embargo, el equipo mostró determinación y espíritu competitivo al mantenerse en la lucha hasta el último juego de la serie, a pesar de las adversidades.

Ahora, con Zion en su contrato de máximo valor, los costos se vuelven más elevados y los Pelicans están considerando seriamente competir por el campeonato en la próxima temporada, aunque actualmente ocupen el séptimo lugar, lo que parece una distancia considerable de los contendientes principales. Esta decisión plantea importantes preguntas sobre la dirección futura del equipo y la gestión de los recursos financieros para construir un equipo competitivo a largo plazo.

Afortunadamente, la mayoría de la lista de los Pelicans tiene contratos vigentes para la próxima temporada, lo que les brinda cierta estabilidad. El núcleo de tres estrellas compuesto por Williamson, Brandon Ingram y CJ McCollum, aunque costoso, ofrece una base sólida para el equipo. Esto les permite llenar el resto del roster con contratos de tamaño medio para jugadores de rol de calidad, como Herb Jones y Larry Nance Jr, mientras mantienen la flexibilidad financiera para utilizar su capital de draft en contratos de novatos asequibles.

Seguir progresando

A pesar de las limitaciones financieras, los Pelicans aún tienen margen para maniobrar mientras buscan mejorar el equipo. Las decisiones inmediatas girarán en torno a las extensiones de contrato para Ingram y Murphy, así como la evaluación de si mantener o no a Jonas Valanciunas, cuyo contrato está por expirar. Además, las excepciones salariales y las posibilidades de intercambios podrían ofrecer oportunidades para fortalecer el equipo y mejorar su posición en la competitiva conferencia.

Si bien el espacio bajo el impuesto de lujo es limitado, los Pelicans están dispuestos a explorar todas las opciones disponibles mientras trazan su camino hacia el futuro. Con un enfoque estratégico y decisiones acertadas en la temporada baja, podrían transformarse en serios contendientes en la próxima temporada de la NBA. La continuidad y el desarrollo de jugadores jóvenes como Zion Williamson y Herb Jones serán cruciales para el éxito a largo plazo de la franquicia, mientras que las decisiones de gestión acerca de las extensiones de contrato y las adquisiciones de jugadores determinarán la capacidad del equipo para competir al más alto nivel en la temporada venidera.