Los Warriors suman su 24ª victoria tras dos prórrogas en Boston

La franquicia de Oakland registró su 28º triunfo consecutivo en su visita a Boston a pesar de las delicadas bajas de Klay Thompson y Harrison Barnes.

Stephen Curry / The Score
Stephen Curry / The Score

Los Golden State Warriors se enfrentaban esta madrugada a uno de los mejores equipos defensivos de toda la liga, lejos del cálido y entusiasta público del Oracla Arena y sin dos de sus piezas principales (Klay Thompson y Harrison Barnes) por lesión. Stephen Curry, con un 9 de 27 en tiros de campo y ocho pérdidas de balón, y el equipo en general con un 39.3% de efectividad en tiros de campo y un 29% en triples, no tuvo su mejor día. Kelly Olynik, completamente 'on fire' desde el banquillo con 28 puntos y 6 rebotes. Avery Bradley firmó su mejor desempeño defensivo de toda la temporada. El cansancio es cada vez mayor y a ello hay que sumar las dos prórrogas necesarias para obtener un ganador.

¿Resultado final? Si, nueva victoria de los vigentes campeones a pesar de los innumerables contratiempos a los que tuvieron que hacer frente durante todo el partido, destacando a unos Celtics muy sólidos que empiezan a ver la luz tras unos años difíciles. Dos prórrogas, un resultado de 124-119 y la racha de los Warriors (24-0), continúa inmaculada.

Y es que si por algo está destacando este equipo a lo largo del curso es por su casi infinita cantidad de recursos y alternativas con las que desquiciar al rival. Si bien su efectividad estuvo por debajo de la media, Curry volvió a ser el principal referente ofensivo de los Warriors con 38 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias. Pero no estuvo solo. Sin Thompson ni Barnes, Iguodala, con un doble-doble de 13 puntos y 10 rebotes, y una completísima actuación de Draymond Green (24 puntos, 11 rebotes, 8 asistencias, 5 robos y 5 tapones) complementaron a la perfección al vigente MVP de la temporada.

Nada pudieron hacer los Celtics para detener a una franquicia cuyo asalto al histórico récord de victorias de Los Ángeles Lakers de la temporada 1971-72 parece escrito. El orgullo verde firmó uno de sus mejores partidos del curso y aún así fue incapaz de conseguir la victoria. Ni siquiera Isaiah Thomas, con dos tiros para decantar el encuentro al lado de Boston al final del tiempo reglamentario y la primera prórroga pudo poner fin a la racha de los Warriors.

La franquicia de Oakland suma ya 28 victoria consecutivas, lo que supone la segunda mejor marca de la historia de la NBA tras superar los 27 triunfos de los Heat de hace tres temporadas. Hoy ante Milwaukee, los Warriors afrontan un nuevo asalto en su camino hacia la inmortalidad deportiva.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

LA APUESTA del día

Comentarios recientes