De´Aaron Fox, subiendo mucho en las previsiones del Draft 2017

El base de la Universidad de Kentucky está gustando mucho en los workouts y podría incluso ser elegido en el top 3 el próximo 22 de junio.

De´Aaron Fox
De´Aaron Fox

Esta generación del Draft 2017 está repleta de muy buenos bases, pero los dos que más destacaban en principio eran Markelle Fultz y Lonzo Ball. Un duo que en las últimas semanas se ha convertido en un trío, ya que a él se ha unido un De´Aaron Fox que está sorprendiendo gratamente a los equipos NBA en los entrenamientos privados.

La iirupción de De´Aaron Fox está llegando al punto de que ya son varios los expertos que señalan la opción de que el próximo 22 de junio salga elegido por delante de Lonzo Ball, algo que era impensable durante gran parte de la temporada. Pero el gran tramo final realizado por el de Kentucky y el talento y potencial demostrado en los entrenamientos previos al Draft han cambiado la situación.

ESTADÍSTICAS EN LA NCAA

- 16,7 puntos

- 4,6 asistencias

- 4 rebotes

- 1,5 robos

- 0,2 tapones

- 24,6% en triples

- 52,1% en T2

- 73,6% en TL

PUNTOS FUERTES:

- Talento y habilidad: Seguramente es el más talentoso de todos los bases que hay en este Draft 2017. De´Aaron Fox es de esos jugadores que hace diabluras con su manejo de balón, lo que le convierten en un jugador muy difícil de frenar cuando ejecuta los crossovers.

- Velocidad y explosividad: De´Aaron Fox tiene entres sus mejores características una velocidad al alcance de muy pocos gracias a esas largas y finas piernas que tiene. Y a eso le une una tremenda explosividad a la hora de hacer cambios de ritmo que se convierten en una pesadilla para su defensor (Lonzo Ball pudo dar buen fe de eso en el March Madness).

- Físico: Mide 1,92, una altura correcta para un base, pero destaca su tremenda envergadura gracias a los largos brazos que tiene. Pese a que puede parecer que es algo fino, la realidad es que en su única temporada en la NCAA se ha impuesto fisicamente a la gran mayoría de sus rivales. Además es capaz de aguantar bien los contactos.

- Juego en campo abierto: Es seguramente el mejor jugador de este Draft 2017 (quizá igualado con Fultz) en el juego de contraataque, suerte en la que ha sido uno de los máximos anotadores en la NCAA en esta temporada 2016-17. Su gran manejo de balón, su físico y su tremenda velocidad son una combinación idonea para salir lanzado al aro rival.

- Finalización cerca del aro: La mayoría de los puntos que llevan la firma de De´Aaron Fox llegan a través de penetraciones acabadas en bandejas. Tiene una gran habilidad para aguantar los contactos del rival y resolver con éxito, es decir con canastas, esas situaciones.

- Ladrón: Defensivamente es un jugador más que correcto, pero su mayor virtud atrás es la de robar balones. Sabe atacar muy bien el bote del contrario y también tiene intuición a la hora de leer los pases del contrario. Y suele aprovechar esos robos para salir al contraatque, donde como ya hemos dicho es imparable.

- Liderazgo: La temporada de De´Aaron Fox estuvo marcada al principio por pequeñas lesiones que no le dejaron arrancar todo lo bien que hubiera deseado. Pero a medida que se acercaba la fase decisiva de la temporada fue mejorando, y su rendimiento en el mes de marzo, con los torneos de conferencia y con el March Madness, fue espectacular. Su partido contra UCLA en el torneo final fue toda una demostración de liderazgo y de lo que es capaz de hacer.

PUNTOS DÉBILES:

- Tiro exterior: Es sin lugar a dudas el gran agujero negro para De´Aaron Fox, que se ha mostrado incapaz de mostrar la más mínima consistencia en este apartado, tal y como demuestra el pobre 24,6% de acierto desde el triple. Él lo sabe y no suele lanzar demasiado desde fuera, aunque también ha reconocido estos días en las entrevistas con los equipos NBA que sabe que tiene un problema y que se va a entrar mucho en tratar de solucionarlo.

- Toma de decisiones: Su juego espectacular le lleva en muchas ocasiones a forzar y a buscar pases espectaculares, lo que lastra su estadísticas de pérdidas (2,4 por partido). Va a tener que mejorar en este sentido si quiere convertirse en un director de juego fiable en la NBA.

- Capacidad de pase: No es que sea un desastre en este sentido, ya que tiene capacidad para asistir a sus compañeros, pero es cierto que no acaba de ser una de sus virtudes. Y eso en un base puede ser algo negativo a la larga si no es capaz de ponerle solución. Además como ya hemos dicho previamente, a veces no elige la opción correcta y sencilla a la hora de asistir.

- Músculo: Ya hemos mencionado antes que no es un jugador que destaque por su fuerza, y que es demasiado fino. En la NCAA no le ha supuesto un problema, pero para la NBA no le vendría mal del todo ganar unos kilos con más trabajo a nivel de gimnasio.

COMPARACIONES:

- John Wall

- Dennis Schröder

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter