¿Se avecina una de las agencias libres más tranquilas de los últimos años?

Se vaticina un verano muy tranquilo en la NBA a causa de una agencia libre que no augura demasiados cambios de aires entre las principales estrellas.

Varios jugadores de renombre llamarán a la puerta de la agencia libre este mismo verano. Un selecto grupo liderado por estrellas de la liga como Kevin Love, Marc Gasol, LaMarcus Aldridge, Paul Millsap y Rajon Rondo se convertirán en agentes libres, mientras que otros jóvenes talentos como Kawhi Leonard, Draymond Green y Jimmy Butler también lo harán, pero en condición de agentes libres restringidos.

Muchos de ellos ya han sido tentados por diversas franquicias de la liga durante los últimos meses, algunos, incluso, desde el pasado verano. Sin embargo, la situación actual de cada uno de ellos en sus respectivos equipos lleva a pensar que los equipos interesados pueden quedarse con las manos vacías y las esperanzas rotas.

La normativa de la NBA está diseñada para que el equipo al que pertenece originalmente el jugador disponga de una ventaja inicial. Estas franquicias tienen la posibilidad de ofrecer un año adicional y cantidades económicas más suculentas que las ofrecidas por el resto de equipos. Además, en el caso de los agentes restringidos, la franquicia puede igualar cualquier oferta recibida y asegurarse, así, la continuidad de sus estrellas en el equipo.

Más allá de estas ventajas, los equipos dispondrán este verano, por caprichos del destino, de un as en la manga. Curiosamente, los principales agentes libres de este verano se encuentran, a día de hoy, en unos equipos con unas expectativas muy altas en la NBA, hasta el punto de que, cualquiera de ellos, puede luchar, sin problema alguno, por el Campeonato de la NBA.

  • Kevin Love (Cleveland Cavaliers): quintos en la Conferencia Este, con una marca de 28-20 tras nueve victorias consecutivas que parecen haber dejado atrás los rumores de un posible cambio de aires a final de temporada, tanto por su parte como la de LeBron James. Aún así, una posible salida del equipo no es descabellada, aunque todo dependerá del rumbo final de la temporada.
  • Marc Gasol (Memphis Grizzlies): segundos en la Conferencia Oeste. El pívot español ha sido elegido recientemente para su primer All-Star Game en calidad de titular, y parece poco probable que abandone un equipo en el que encaja a la perfección y que se ha ganado un hueco en la élite en las últimas temporadas. Este año apuntan muy, muy alto.
  • LaMarcus Aldridge (Portland Trail Blazers): cuarta posición de la Conferencia Oeste, solo les separan dos victorias, tanto de la segunda como de la séptima plaza, lo que pone de manifiesto la gran igualdad existente. El ala-pívot está creciendo a pasos agigantados junto a Damian Lillard, conformando una de las parejas más determinantes de la liga. Los Blazers echarían por tierra la estabilidad que tanto les ha costado conseguir si no continúa, aunque el jugador ha reconocido sentirse muy feliz en Portland.
  • Rajon Rondo (Dallas Mavericks): sextos en la Conferencia Oeste. Los Rockets parecen haberse olvidado de él e irán a por Dragic y New York no parece un destino demasiado atractivo, aunque habrá que seguirlos de cerca. Los Mavericks ya estuvieron a un paso de sorprender a los Spurs en primera ronda y este año prometen dar más guerra.
  • Paul Millsap (Atlanta Hawks): líderes de la Conferencia Este. Los Hawks de la mejor racha de victorias de la historia de la franquicia han conseguido dar con la tecla exacta del éxito con el magistral Budenholzer al mando. En la NBA todo puede pasar, pero parece poco probable que decida firmar por otro equipo justo ahora.
  • Jimmy Butler (Chicago Bulls): cuarta plaza de la Conferencia Este. A pesar de las dudas creadas por los Bulls en las últimas semanas parece improbable que en Chicago no igualen cualquier oferta por el que es uno de sus principales talentos de futuro.
  • Kawhi Leonard (San Antonio Spurs): séptima plaza en el Oeste a solo cuatro victorias de Memphis, el segundo clasificado. El alero es el futuro de unos Spurs donde Tim Duncan y compañía están afrontando sus últimos años en la liga.
  • Draymond Green (Golden State Warriors): primer puesto de la Conferencia Oeste. Steve Kerr no querrá desprenderse de la gran sorpresa positiva del equipo, desplazando a David Lee a un segundo plano, quien si tiene muchas papeletas para abandonar el equipo.

Por todo ello, parece improbable, aunque no imposible y menos en un mundo tan ligado a la sorpresa como es la NBA, que alguno de ellos (salvo alguna excepción final) opte por cambiar de aires. De igual modo, el nuevo contrato multimillonario en la NBA entrará en vigor en la temporada 2016-17, por lo que estas franquicias podrán renovar a sus estrellas a un precio que podría considerarse asequible teniendo en cuenta el gran aumento salarial que supondrá el nuevo acuerdo. El propio LeBron James solo firmó por dos años en Cleveland con la intención de, extinto su acuerdo actual, firmar un último contrato por el máximo posible con las nuevas cantidades de por medio, las cuales aumentarán de manera sustancial.

Aún así, hay otros jugadores muy interesantes en el mercado como será el caso de Goran Dragic y Wesley Matthews, a quienes no les faltarán novias, aunque los verdaderos pesos pesados presentan una gran probabilidad de continuar en sus respectivos equipos y desencadenar, de este modo, una de las agencias libres más tranquilas de los últimos años.

Comentarios recientes