Toronto Raptors seguirá confiando en Casey como entrenador

A pesar de los rumores, finalmente los canadienses optarán por continuar con el entrenador con el que han conseguido el récord de victorias de la franquicia.

Si Kyle Lowry realmente no es un gran fan de su actual entrenador Dwane Casey en Toronto Raptors, la información que saca a la luz Marc Stein de ESPN no le va a apasionar. Y es que, parece que la franquicia canadiense está dispuesta a sentar de nuevo a Casey en el banquillo la próxima temporada.



El entrenador con más victorias en una temporada en la historia de Toronto Raptors, afronta el segundo de un contrato de tres años, una excusa más que lógica para seguir confiando en él. Además Stein añade en su exclusiva que Maple Leafs Sports Entertainment (MLSE), la compañía dueña de los Raptors, no está dispuesta a pagar el finiquito al entrenador mientras están inmersos en unas nuevas instalaciones de entrenamiento o la afiliación de la D-League al equipo.



MLSE, que también es propietaria de los Toronto Maple Leafs (NHL) y de Toronto FC (MLS), es ampliamente conocida por los medios de comunicación locales y por los aficionados al baloncesto, hockey o fútbol de Toronto como una empresa que prioriza sus resultados ante todo.



Curiosamente, hablando de potenciales pérdidas para los Raptors en cuanto a jugadores se refiere, Stein también informa que tanto Lowry como DeMar DeRozan y el pívot lituanao Jonas Valanciunas son los que más posibilidades tienen de quedarse en Toronto.



Dado el abrupto final de una temporada que comenzó de lo más ilusionante, los Raptors son en realidad uno de los equipos con menos margen en el tope salarial. Stein también habla de la renovación del agente libre sin restricciones y Sexto Hombre del Año Lou Williams, aunque se espera que Masai Ujiri, General Manager de los canadienses, juguetee significativamente con la plantilla del equipo.



Numerosos defectos aparecieron en la serie frente a Washington Wizards que acabó con un barrido por parte de los capitalinos, incluyendo la falta de jugadores idóneos para desplegar adecuadamente el sistema defensivo de Casey.



Ujiri casi desmanteló una vez el equipo con un traspaso de Kyle Lowry a finales de 2013, pero finalmente (y por suerte) la marcha de Rudy Gay, que se produjo casi simultaneamente, dio lugar al tramo más exitoso de los canadienses durante las dos últimas temporadas, llegando a conseguir este año el récord de victorias de la franquicia.

Comentarios recientes