Ty Lawson está ansioso por empezar a jugar con los Rockets

Los de Houston esperan dar con su nuevo base el último paso que les falta para llegar a unas Finales de la NBA 21 años después.

Con el traspaso de Ty Lawson, los Houston Rockets tendrán por fin un base de primer nivel desde la próxima temporada. El base ex de Denver Nuggets bien podría ser la pieza que les faltaba a James Harden, Dwight Howard y compañía para ser unos contenders por el anillo muy a tener en cuenta.

Lawson quería salir de la franquicia de Colorado y por suerte para él se ha encontrado con un destino ideal, ya que en Houston lo único que hacía falta era un base de primer nivel que pudiera descargar un poco a Harden de las responsabilidades que ejercía conduciendo el balón en muchos partidos y dirigiendo las jugadas.

El agente del base de 27 años, Happy Walters, intervino este lunes en un programa radiofónico de una emisora local de Houston, y confirmó que su cliente cuenta las horas para unirse al resto de sus nuevos compañeros.

"Es uno de los mejores amigos de James Harden, se lleva muy bien con Corey Brewer y conoce bastante a Trevor Ariza y Dwight Howard".

Walters también habló del último incidente protagonizado por su cliente, que fue detenido por la policía conduciendo ebrio la semana pasada. "Está poniendo todo de su parte y sabe que tiene que cuidarse".

El jugador no podrá unirse a su nuevo equipo hasta dentro de al menos 27 días, ya que se encuentra en Los Ángeles cumpliendo los 30 días del programa de rehabilitación después de su segunda detención al volante bajo los efectos del alcohol en menos de 8 meses.

Los texanos se han reforzado con inteligencia este verano, al que todavía le quedan muchas semanas por delante.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes