Greg Oden brilla en su primer partido en China

El número uno del Draft de 2007 ha vuelto a sentirse jugador aunque, en esta ocasión, ha sido bastante lejos del país que lo vio nacer como jugador y que fue testigo de su inmenso potencial, así como de las constantes lesiones que destrozaron su carrera y que apenas le han permitido superar el centenar de partidos en la NBA.

Después de abandonar la mejor liga de baloncesto del mundo entre problemas físicos y legales, Greg Oden firmó este verano con los Jiangsu Dragos de la liga china. Su primer encuentro en el gigante asiático ha estado a la altura de las expectativas y el pívot brilló con un doble-doble de 23 puntos y 14 rebotes en un partido de pretemporada ante los Shangai Sharks.

En una liga mucho menos exigente que la norteamericana, Oden tiene la posibilidad de alcanzar la regularidad y la gloria que las lesiones nunca le permitieron lograr en la NBA.

Comentarios recientes