¿Qué sabes de los dorsales retirados de los Golden State Warriors?

Los números retirados de la NBA antaño pertenecieron a jugones que hoy son leyenda. Aquí tienes la historia de los Golden State Warriors.

En el Oracle Arena de Oakland están de enhorabuena. Después de largos años de travesía por el desierto, los Golden State Warriors tienen una de las mejores y más equilibradas plantillas de la historia de la NBA, con jugadores descomunales como Stephen Curry o Klay Thompson. Tipos que juegan y hacen jugar al resto. Vigentes campeones de la competición, este año los Warriors esperan repetir la hazaña y pasar a la historia de la franquicia, tal y como hicieron otros antes...

Wilt Chamberlain (#13) empezó su maravillosa carrera como jugador en los Philadelphia Warriors. Fue en esta franquicia donde anotó aquellos inimaginables 100 puntos en un partido (frente a los New York Knicks), estableciendo un récord que, cinco décadas después, aún sigue en pie. 'Wilt the Stilt' triunfó allá por donde pasó: 2 campeonatos, otras 4 Finales y un sinfín de marcas imbatibles...Es el único jugador que tiene retirada su camiseta en 3 franquicias (Warriors, Sixers y Lakers). En 15 temporadas en la NBA, anotó 31.419 puntos, puso 23.924 rebotes y repartió 4.643 asistencias. Chamberlain era un adelantado a su tiempo.

Tomislav Nikolayevich Mescheryakov, conocido como Tom Meschery (#14), nació en China pero por sus venas siempre ha corrido sangre rusa. Llegó a Estados Unidos a finales de los años cuarenta, huyendo de los muchos conflictos que sacudieron el mundo. Allí su familia tuvo que americanizar su apellido. Tom fue drafteado en primera ronda en 1961 por los Philadelphia Warriors y un par de años después participaría en el All Star, siendo el primer jugador no nacido en Estados Unidos en hacerlo. En 10 años en la NBA, este alero promedió 12,6 puntos y 8,7 rebotes por partido. Tras su carrera baloncestística, Meschery ha dedicado su vida a la literatura.

Alvin Attles (#16) tan sólo necesitó un año de adaptación para hacerse con el puesto de base titular en los Philadelphia Warriors. Eso fue en 1961. Un par de temporadas después, con la franquicia ya en San Francisco, los Warriors crecieron y llegaron a las Finales de 1964 y 1967, ambas perdidas frente a Celtics y Sixers respectivamente. En sus últimas 2 campañas, 'Destroyer' se desempeñó como entrenador-jugador y, posteriormente, como head coach hasta 1983. En la pista promedió 8,9 puntos, 3,5 rebotes y 3,5 asistencias; en el banquillo logró el anillo de 1975.

Chris Mullin (#17) nació en Brooklyn y desembarcó en la Bahía de Oakland en 1985. Tras flirtear con el alcohol en sus primeros años, 'Chaqueta Metálica' se reconvirtió en alero y desde esa posición empezó a demostrar que tenía una de las mejores muñecas zurdas de la historia: 50% en tiros de campo y un 86% en tiros libres de promedio en toda su carrera. Fue seleccionado en 5 ocasiones para disputar el All Star y consiguió el oro olímpico en Los Ángeles (siendo aún universitario) y en Barcelona. Firmó 18,2 puntos, 4,1 rebotes y 3,5 asistencias por partido en 16 temporadas en la NBA.

Rick Barry (#24) ha sido uno de los grandes aleros blancos de la historia de la NBA. Con un fuerte carácter, 'The Miami Greyhound' se convirtió en el único jugador de la historia en liderar la NCAA, NBA y ABA en puntuación. Tras varios años fuera de la franquicia, regresó en 1972. Ya en Oakland, los Warriors consiguieron en 1975 su tercer anillo (el primero en la ciudad californiana), siendo Barry MVP de las Finales. Fue elegido 12 veces para participar en el All Star, entre NBA y ABA. Es el segundo máximo anotador de la historia de la franquicia, tan solo por detrás de Wilt Chamberlain, y el segundo en robos, solo superado por Chris Mullin.

Nate Thurmond (#42) estaba destinado a ser uno de los pívots dominantes de la NBA. En su primera etapa en San Francisco coincidió con Chamberlain y tuvo minutos limitados pero, tras la marcha de este, se convirtió en uno de los mejores center defensivos de la historia de la competición. 'Nate the Great' fue 7 veces seleccionado para jugar el All Star y tiene el honor de ser el primer jugador que hizo un cuádruple doble (1974), justo cuando estaba en el ocaso de su carrera. A lo largo de sus 15 años en la NBA, Thurmond consiguió facturar 15 puntos y 15 rebotes por partido. Unas cifras redondas para un pívot excepcional.

Comentarios recientes