La FIBA amenaza a España sin Juegos Olímpicos y Mundial Femenino de 2018

La federación internacional continúa con su plan y estudia la posibilidad de dejar a España sin la cita de Río de Janeiro ni la celebración del Mundial Femenino en 2018.

La ruptura de relaciones entre FIBA y Euroliga continúa dando mucho que hablar en el panorama baloncestístico europeo.

Después de que las principales federaciones del Viejo Continente apostaran por continuar ligado a las competiciones promovidas por la Euroliga, la organización internacional se puso manos a las obras y amenazó con la exclusión de las competiciones de selecciones, comenzando por el Europeo de 2017, a los combinados nacionales de hasta catorce países distintos, entre ellos España, alegando la permisividad de dichas federaciones hacia "comportamientos abusivos por parte de la Euroliga hacia las ligas y clubes de las mismas."

En primer lugar, la FIBA confirmó la expulsión de siete selecciones (España, Rusia, Croacia, Serbia, Eslovenia, Bosnia, Motenegro y Macedonia) del Eurobasket por el apoyo de sus respectivas ligas al nuevo sistema de la Euroliga mientras que otras seis han sido amenazadas, entre ellas Italia, Turquía y Grecia, ya que solo han sido una serie de equipos, no la cúpula general de la competición, las que han dado el 'si quiero' a la organización europea.

De todas ellas, las federaciones de Grecia, Rusia y Lituania se han posicionado a favor de la FIBA y han confirmado que sancionarán a todo equipo de sus respectivas ligas que apoyen a la Euroliga. En el lado contrario, la Federación de Eslovenia ha remitido una carta a la organización internacional pidiendo explicaciones por la suspensión alegando que la Liga Adriática es un órgano independiente que negoció por su cuenta con la ECA (Euroleague Commercial Assets).

En el día de hoy acaba el plazo para que la Federación Española de Baloncesto, así como las otras implicadas, presente sus alegaciones ante la inminente suspensión, la cual podría afectar no solo a su participación en el Europeo sino, además, a su presencia en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y la organización del Mundial Femenino de 2018 pese que, en primera instancia, la FIBA afirmó que la sanción solo influiría sobre las selecciones absolutas masculinas.

Comentarios recientes