Kevin Durant: "Pensé que nunca más jugaría al baloncesto"

En plena disputa de las Finales de Conferencia, la estrella de los Thunder recordó su calvario particular con las lesiones durante la pasada temporada.

Kevin Durant se encuentra a una sola victoria de alcanzar las segundas Finales de la NBA de su carrera apenas un año después de completar la temporada más dura y difícil desde su llegada a la liga a causa de las lesiones.

La estrella de Oklahoma City Thunder apenas pudo disputar 27 partidos a lo largo del curso 2014-15 después de ser sometido a una cirugía para reparar una fractura en su pie derecho, la misma lesión que provocó, en su momento, la retirada prematura de Yao Ming de las canchas de la NBA.

Este precedente supuso un jarro de agua fría para un Durant que llegó a temer que su destino sería el mismo que el del malogrado pívot chino, actual embajador de la NBA en el país asiático.

"La verdad, pasé miedo. Estaba muy preocupado por mi futuro", admitió Durant en una reciente entrevista para Sports Illustrated. "¿Podré volver a jugar? ¿Regresaré al mismo nivel de antes? Hace un año, la gente decía que mi carrera podría estar cerca de su final. Unas palabras que he usado como motivación, como hago siempre."

Pese a su inevitable y entendible preocupación, la lesión ha quedado en una mera anécdota después de promediar 28.2 puntos, 8.2 rebotes y 5.0 asistencias a lo largo de la regular season y liderar, junto a Russell Westbrook, a su equipo a la tercera posición del Oeste y, posteriormente, a unas Finales de Conferencia en las que se encuentra actualmente inmerso.

De hecho, la carga de minutos no ha sido un problema para el jugador, quien ha disputado una media de 40.3 minutos por encuentro en los últimos seis encuentros con una extraordinaria anotación de 31.5 puntos por duelo.

Con el pasado atrás, es probable que la mayor preocupación ahora gire en torno a una agencia libre en la que Durant será el máximo protagonista.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes