El lado oscuro de Magic Johnson en los Lakers

Está claro que para muchos fue una leyenda pero parece que los metodos empleados como General Manager no eran los más adecuados

Magic Johnson y Rob Pelinka | Foto: getty images
Magic Johnson y Rob Pelinka | Foto: getty images

Si hablamos de Earving 'Magic' Johnson está claro que estamos ante una de las mayores leyendas no solo de Los Angeles Lakers sino de la historia de la NBA y, cuando se hizo cargo de las riendas de la franqucia oro y púrpura parecía que la luz se veía al final del túnel después de tantos años en la nada. Aun así, ya desde un primer momento el exjugador comentó que quería a todo el mundo en su mismo barco, con un mismo rumbo y que quien no supiese estar a la altura estaría fuera inmediatamente.

La cosa no solo queda ahí sino que quienes trabajaron con Johnson comentan la gran exigencia con la que actuó y sus métodos más que cuestionables. "Fue impactante", explicó un trabajador, "si vas a estar en este negocio te presionas lo suficientes y no necesitas más presión externa, especialmente de alguien que se supone que es un aliado". Continuando con esto, otro de los empleados de la oficina comentaba que: "usó la intimidación y el acoso escolar como como una forma de demostrar su autoridad".


Desde que Rob Pelinka y Magic Johnson llegaron al poder, la relación entre ambos se fue deteriorando hasta tal punto que el segundo dimitió en un acto hace ya unas semanas totalmente inesperado en el que acusaba a algunos de conspirar contra él, entre ellos, el primero de estos dos. Pero, según reportes, todo apunta a que esta ruptura se produjo por los más que cuestionables fichajes de Earving al frente de la franquicia y el mal rumbo que estaban tomando, algo que sorprendió a todo el mundo.

En medio de todo esto aparece la figura de Rich Paul, agente de LeBron James, que se propuso como entrenador a Tyronn Lue para los Lakers a Adam Silver y Maverick Carter, socio del alero. Además, otro de los trabajadores también habló de esto diciendo que: "Los entrenadores saben que Rich está tratando de despedirlos, y los jugadores saben que Rich quiere cambiarlos", dejando claro la más que mala situación de Los Angeles Lakers.


Después de estas conversaciones y un mal inicio de campaña ya desde primera hora podía enmendarse todo antes del cierre del mercado con la llegada de jugadores como Anthony Davis pero todos ya sabemos como acabó. Pese a que estuvo muy cerca, nunca hicieron una apuesta en firme por el jugador de los New Orleans Pelicans, algo que de nuevo generó incertidumbre entre los empleados: "no creo que tengamos un plan", dijo el empleado de la oficina. Tras esto se desencadenaron situaciones tensas y conversaciones muy acaloradas, algo que llevó aun más a Johnson a tener una actitud narcisista y cada vez más dictatorial que terminó finalmente con la situación actual y con un Frank Vogel que tiene mucho trabajo por hacer en un lugar donde todavía el mar anda revuelto.

Comentarios recientes