Lonzo Ball y una mejora drástica de la mano de un gurú del lanzamiento

El base de Pelicans ha mejorado estadísticas en todos los ámbitos del juego, especialmente en el tiro, con un cambio claro en la mécanica.

Lonzo Ball, lanzamiento triple mejora 2020. Foto: gettyimages
Lonzo Ball, lanzamiento triple mejora 2020. Foto: gettyimages

Demasiado ruido mediático ha acompañado a Lonzo Ball desde antes incluso de su irrupción en la NBA. El base californiano de 22 años ha tenido que sobrellevar una exposición incompatible con un rookie que quiere labrarse un hueco en la liga. Las declaraciones altisonantes y fuera de lugar de su padre restaron brillantez a la irrupción en la liga de un Lonzo Ball con muchas más virtudes que defectos. Su capacidad innata para leer el juego, involucrar a sus compañeros, dirigir, ser activo defensa y cargar el rebote, aseguraban una carrera prolífica en la liga, pero encontrarse con las riendas de unos Lakers sin un proyecto definido hubiera despistado a cualquiera. No lo hizo mal, pero Ball parece haber encontrar su lugar en unos New Orleans Pelicans donde su nivel está subiendo como la espuma.

No hay más que recurrir a las estadísticas para comprobar la tendencia al alza de Lonzo en todos los parámetros del juego. El hecho de no verse obligado a asumir demasiadas responsabilidades en ataque parece haber liberado a un jugador que ha hecho un trabajo ímprobo para pulir el lanzamiento. Su mecánica parecía incompatible con buenos porcentajes y los defensores le flotaban descaradamente teniendo en cuenta su poderío en la penetración. Es por ello por lo que haber sido capaz de salir de su zona de confort y modificar su mecánica, le ha permitido ser una amenaza desde el triple y conferirle espacio para desarrollar su juego.

Juega más minutos (de 30.3 a 32.4), anota más puntos (de 9.9 a 12.4), captura más rebotes (de 5.3 a 6.2) y da más asistencias (de 5.4 a 7). Aunque una de las mejoras más notables se centra en su porcentaje de lanzamiento, con un meritorio 41.2 en tiros de campo y un nada desdeñable 38.3 en triples. "En verano trabajé muy duro con Fred Vinson. No ha sido fácil cambiar la rutina de lanzamiento que tenía desde niño, pero era un cambio que debía hacer. Me siento un jugador mucho más consistente", dijo Lonzo Ball hace meses, citando al gurú que es reconocido en la NBA como un entrenador específico de tiro de gran renombre.

Comentarios recientes