Los Warriors estuvieron a punto de traspasar a Curry y Thompson por Chris Paul

La historia de la NBA podría haber cambiado radicalmente si un traspaso prácticamente pactado se hubiera definido, en lugar de pararse a última hora. Es lo que ocurrió en 2011, cuando Golden State Warriors ofreció a Stephen Curry y Klay Thompson, sus dos grandes promesas del momento, por Chris Paul. Los Splash Brothers habrían acabado en New Orleans Hornets, pero ¿por qué no se culminó la transación? Fue Chris Paul el que se negó, comunicando a la gerencia de Warriors que en caso de producirse, no se quedaría más de media temporada ya que esto se planteó mediada la campaña. Así lo narra el propio Paul.

Comentarios recientes