Scottie Pippen, una vida turbulenta después del sexto anillo de los Chicago Bulls

Repasamos las andanzas de Pippen tras dejar los Bulls, con serios problemas financieros y una curiosa gira europea para ganar dinero urgente.

Scottie Pippen, qué fue de su vida. Foto: gettyimages
Scottie Pippen, qué fue de su vida. Foto: gettyimages

Todo lo que sube baja y la gloria no es eterna. Solo así puede resumirse todo lo acaecido en la vida de Scottie Pippen, uno de los jugadores de baloncesto más importante de la historia de la NBA. Siempre minusvalorado, a la sombra de Michael Jordan y con un continuo rumor de polémicas en torno a él durante los años en Chicago Bulls, la gran estrella estuvo a punto de acabar estrellado. Fue víctima de un fraude financiero, denunciado por agredir a un periodista, tuvo que recurrir a disputar partidos en Suecia y Finlandia para sacarse un dinero con urgencia y, finalmente, encontró su lugar en torno al baloncesto. Así fue la vida de Scottie Pippen después de conseguir el sexto anillo con Chicago Bulls.

Tal y como se aprecia en The Last Dance, la franquicia de Illinois se desarmó por completo. Mientras Michael Jordan se retiraba, otros buscaban un acomodo en la liga. Fue el caso de Pippen, castigado por las lesiones, que recaló en unos Houston Rockets esperanzados con lo que podría aportarles. Sin embargo, su rendimiento estuvo lejos del esperado, hubo roces con compañeros como Barkley y Olajuwon, ya muy veteranos, y cuerpo técnico. Acabaron en quinta posición en la temporada del lockout y cayeron a las primeras de cambio en playoffs.

Scottie pidió el traspaso al no sentirse cómodo en un ambiente totalmente diferente al que había experimentado con anterioridad. A sus 34 años, buscó acomodo en unos Portland Trail Blazers donde tuvo momento de lucidez baloncestística y felicidad personal. Sabonis, Wallace o Schrempf eran argumentos sólidos para pensar en algo grande, pero sucumbieron ante los Lakers en tres playoffs consecutivos, y después ante Dallas. Los promedios anotadores de Pippen siguieron bajando y se dio la circunstancia de enfrentarse a Jordan cuando éste volvió a la NBA de la mano de Washington Wizards.

Con 38 años y ya muy castigado de una rodilla eternamente inflamada, volvió a su casa, Chicago Bulls, para despedirse con la disputa de 23 partidos y un papel de mentor de jóvenes durante la 2003-2004. Se le ofreció un puesto como asesor de la gerencia, pero Scottie vivió años turbulentos marcados por un fraude financiero que le dejó en bancarrota y por el que su asesor, Robert Lunn, acabó siendo condenado a tres meses de prisión y una gran indemnización.

Pippen tenía serios problemas para sobrevivir con el ritmo de vida pretendido por una estrella de la liga como él, y buscó opciones tan estrambóticas como hacer una gira de partidos por Suecia y Finlandia. Con 42 años y después de 4 desde su retirada de la NBA, Scottie se prestó a jugar dos partidos en Finlandia, con el Torpan Pojat, y después uno con el líder de la liga sueca, el Sundsvall Dragons. Promedió buenos números, se divirtió, bromeó con todo el mundo y procuró dar espectáculo para justificar los 166.000 dólares recibidos por apenas una semana allí, tal y como indica NBAManiacs.

Todo ello se produjo gracias al afán megalómano de Aleksi Valavuori, dirigente finés amante del baloncesto y amigo de Rodman, mientras que en Suecia el artífice fue Mike Wilhelm, que fuera asistente en los Bulls y había comenzado su trayectoria en el conjunto sueco. Después de aquello, Scottie fue centrándose en su familia, asumiendo que el tiempo de jugar había pasado y que debía orientar su día a día a algo productivo. Además de ser asesor de la gerencia de los Bulls, fue contratado para comentar partidos en televisiones nacionales de Estados Unidos.

Su última gran polémica data del 2013, cuando agredió a un paparazzi que le fotografiaba mientras cenaba en Los Angeles. Padre de cuatro hijos con su segunda esposa, Larsa Younan, también tuvo dos gemelas con Yvette De Leon, de las cuales una murió nueve días después del nacimiento, y otra con la modelo Sonya Roby. Uno de sus hijos, Scottie Pippen Jr, recala ya en la NCAA donde intenta abrirse paso en el baloncesto profesional, aunque quien mejor pinta tiene en su familia es su sobrino Kavion Pippen, fichado por los Warriors para su equipo de G-League a principio de esta temporada. Habrá que ver si el legado de Scottie Pippen en la NBA tiene continuidad.

Comentarios recientes