Quién es y cómo juega Carlos Alocén, nuevo faro del Real Madrid

El base de 19 años disputará la próxima temporada en el club blanco y se prevé que tenga un rol importante. Analizamos a la gran perla del baloncesto español.

Carlos Alocén, quién es y cómo juega. Foto: gettyimages
Carlos Alocén, quién es y cómo juega. Foto: gettyimages

El futuro se hace presente, las esperanzas se convierten en ilusiones y la vida cambia totalmente. Es a lo que se enfrenta cualquier diamante en bruto del deporte que es reclutado por un gran club. Carlos Alocén se encuentra en esa tesitura después de que el Real Madrid haya confirmado que no se irá cedido en la próxima temporada. Para que el club blanco se decida a fichar a un jugador de 18 años haciendo una inversión importante y adelantándose a muchos otros clubes que suspiraban por él, resulta evidente que el potencial de este base de 1,94m de estatura es infinito.

Su historia es la de cualquier niño que creció en una ciudad media suspirando por arañar tiempo al tiempo para poder jugar al baloncesto. Encandilado desde su más tierna infancia por este deporte al que su padre, Alberto Alocén, se dedicó en cuerpo y alma y cosechó grandes éxitos, el bueno de Carlos ha experimentado una mejora continua y meteórica en la cantera del club zaragozano. Es una fábrica idel la de este mítico equipo maño, con conocimiento y experiencia de sobra para saber conducir a un talento emergente. Debutó en la Liga ACB con 15 y 10 meses (tercero más joven en toda la historia en hacerlo, por detrás de Ricky Rubio y Angel Rebolo) y alternó en la 2016/2017 las categorías inferiores con el primer equipo.

El salto no podía postergarse más y sus prestaciones en la temporada 2017/2018 fueron tan asombrosas, que a los pocos partidos ya había sido cazado por el Real Madrid. Contar con un base joven, español e hijo de un producto de la cantera merengue es toda una dicha para el club blanco, que ve en Carlos al timón que debe conducir el futuro del equipo. La posibilidad de que Facundo Campazzo emigre a la NBA y la falta de consistencia de Sergi Llull como puro base, pareciéndose cada vez más a un 2, hacen que pueda asumir un protagonismo mucho mayor del que se pudiera esperar.

"Esto es un cambio muy grande. Llevaba toda la vida en Zaragoza, pero tengo muchas ganas de esta nueva etapa. Quiero ir poco a poco, estoy muy feliz de representar a uno de los clubes más grandes del mundo", destacaba en Marca en su presentación un joven que ha arrasado en categorías inferiores de la selección española y que merced a las Ventanas FIBA, ha tenido la oportunidad ya de debutar con la absoluta, mostrando unas sensaciones magníficas. Pero ¿qué es lo que especial al maño? ¿Cómo juega Carlos Alocén?

Suele hablarse mucho de cómo ha cambiado la posición de base en los últimos lustros y Alocén es capaz de aunar las virtudes de los bases antiguos, como dirección de juego, inteligencia en pista y clarividencia a la hora de pasar, con un físico potente y capacidad anotadora muy destacada. Es alto, de brazos largos, buenas nociones defensivas y gran velocidad. Su habilidad innata para conducir el contraataque puede explotar en un equipo al que le gusta tanto correr como es el Real Madrid.

Aunque lo más ilusionante es el tremendo margen de mejora que atesora y la extraordinaria capacidad de trabajo que posee. En el club blanco se ve a Carlos como un diamante al que se puede pulir y convertir en un jugador nacido para triunfar en el Real Madrid. Debe mejorar su lanzamiento de tres puntos, ser más agresivo de cara al aro y hacer gala de una intensidad constante en defensa. Lo que muchos interpretaron como un fichaje a largo plazo, apenas un año después de producirse se convierte en una realidad. Habrá exigencia, habrá presión, pero ante todo, habrá esperanzas por ver a una nueva estrella en proceso de ecosión. Carlos Alocén tiene un bonito camino por delante.

Comentarios recientes