La burbuja NBA, un sistema que los futbolistas (lamentablemente) se negaron a seguir

Los positivos por coronavirus en varios equipos de la Segunda División española han dejado muy a las claras que LaLiga se equivocó

Mickey Mouse, con la camiseta de Boston Celtics
Mickey Mouse, con la camiseta de Boston Celtics

El fútbol español ha tenido mucha suerte. Mucha. El rebrote del coronavirus en España llegó justo cuando la temporada de Primera División había terminado. Pero la cosa podía haber sido peor que en Segunda si la temporada hubiera finalizado apenas una semana más tarde.

Aún así, el escándalo está servido. La temporada en Segunda no se ha acabado y queda una plaza de ascenso por adjudicar y varios equipos que han descendido piden continuar en la categoría.

Y todo por la negativa de los futbolistas a concentrarse. Pasaron el confinamiento en sus casas, junto a los suyos, pero se negaron posteriormente a alejarse de ellos por la seguridad de la competición. Y, claro, cuando los datos de infectados han incrementado, la cosa se ha ido de manos.

Y es una pena. Porque los clubes españoles de Primera y Segunda cuentan con instalaciones de sobra (buscadas por LaLiga en algunos casos) para haber permitido que los partidos se disputasen con cero riesgo de contagios. En vez de eso, hemos sabido de muchos jugadores que se han ido de fiesta con amigos (de equipos enteros haciéndolo) y, gracias a que la situación de el país en ese momento era favorable, no hubo positivos).

Sin embargo, cuando las cosas se hacen mal, normalmente se pagan, y es lo que le ha sucedido al fútbol español.

La NBA comienza esta próxima madrugada con un panorama completamente distinto. Los jugadores están concentrados en una burbuja. No pueden salir. Están en un ambiente controlado. No hay riesgo de contagio pese a que se encuentran en Florida, una de las zonas más afectadas por el coronavirus en estos momentos.

Chapeau a la NBA por tomar la decisión que tenían que tomar. La de la seguridad. Muy mal LaLiga por no

Comentarios recientes