Uno de los muchos datos que hacen único a Michael Jordan

Pasan los años, pero la leyenda de los Chicago Bulls sigue con la corona del mejor jugador de la historia del baloncesto.

Michael Jordan en un partido con los Chicago Bulls.
Michael Jordan en un partido con los Chicago Bulls.

En los tiempos que corren, y sobre todo con la gente joven, muchas veces se toma a la ligera decir el nombre de Michael Jordan. Las comparaciones de jugadores actuales con él son muy frecuentes, pero hay muchas cosas que hacen al mito de los Chicago Bulls alguien diferente.

Como jugador de baloncesto, el 23 de los Bulls alcanzó la perfección. Fue clave al conseguir llevar la deportividad hasta unas cotas no conocidas en este deporte. Para Jordan solo existía la palabra ganar, y siempre hizo todo lo posible por conseguirlo.

En lo individual marcó la diferencia desde su llegada a la NBA, siendo un jugador diferencial y por el que los de Chicago apostaron todo. El propio Jordan fue el encargado de decir que hacían falta traspasos y terminar construyendo una dinastía sin igual varias décadas después.

Durante esos años de legado en los Bulls, su principal estrella hizo temporadas individuales que no están al alcance de prácticamente ningún otro jugador de baloncesto. O al menos nadie más ha conseguido hacerlo ya que hablamos de combinar los premios más prestigiosos a nivel individual.

Ganar en un mismo año el MVP de la temporada regular, el campeonato, el MVP de las finales, ser líder de anotación de la regular y estar en el mejor quinteto defensivo es algo que será muy complicado que volvamos a ver concentrado en un mismo jugador.

Se habla mucho de comparar a los jugadores actuales con Jordan, pero datos como este hacen que sea imposible ponerlos en la misma balanza. Queda mucho para que alguien quite la corona a Michael Jordan.

Comentarios recientes