Lebron James y el difícil objetivo de ser el máximo anotador de la historia NBA

Analizamos las opciones de la estrella de Lakers para superar a Kareem Abdul-Jabbar, viéndose perjudicado por el recorte a 72 partidos de la próxima temporada.

Lebron James y el objetivo de ser máximo anotador historia NBA. Foto: gettyimages
Lebron James y el objetivo de ser máximo anotador historia NBA. Foto: gettyimages

Resulta complicado imaginarse un objetivo individual tan complicado, ambicioso y apetecible como es el de convertirse en el mayor anotador de la historia de la NBA. Por mucho que prometiera Lebron James desde que apenas era un adolescente, pocos podrían haber imaginado su adaptación camaleónica a cada reto y esta longevidad en su juego merced a una inteligencia en la cancha difícilmente comparable a la de cualquier otro rival. Las circunstancias de esta campaña y la siguiente no parece que puedan ayudar a que el de Los Angeles Lakers recorte los 4.146 puntos que le separan de Kareem Abdul-Jabbar, jugador que lidera la clasificación histórica de anotadores en la liga.

Lebron se encuentra en el tercer lugar, por detrás de Karl Malone, a una distancia de 2.687 puntos. Atendiendo a la media histórica de anotación que presenta el de Akron (27.1 puntos por partido), podría recortar en una sola temporada más de 2.000 puntos, pero bien es sabido por todos que en las últimas temporadas la fluidez anotadora de Lebron ha bajado, sobre todo en temporada regular, más centrada en hacer funcionar al equipo y racionalizar esfuerzos. La reducción de partidos disputados tanto en la pasada campaña como en la siguiente no beneficiará en nada su anhelo de superar a Karl y Kareem. La pasada campaña, James terminó con una media de 25,4 puntos por partido, que subió de manera evidente en playoffs.

Lebron James necesitaría tres temporadas más promediando entre 20 y 23 puntos por partido

Quizá el hecho de formar parte de un equipo ganador y verse muy arropado por compañeros de nivel sea un motivo de esperanza para el de Ohio, cuya presencia en la postemporada parece asegurada en los próximos años. Es evidente que con 35 años no se pueden hacer planes a largo plazo, pero no hay señales de decadencia física en un Lebron James que tendrá que evitar lesiones si quiere optar a una gesta que sería memorable. ¿Cuántos años le quedan a Lebron? Imaginen que tiene tres temporadas en las que podría promediar 23 puntos por partido. En tal caso, sumaría más de 5.400 puntos lo que le llevaría a superar a Kareem Abdul-Jabbar y convertirse en el máximo anotador de la historia de la NBA.

Comentarios recientes