La plaga de lesiones que inunda la NBA y que hace saltar las alarmas

Se están sucediendo permanentemente los problemas musculares, pero también graves lesiones que ponen en jaque a muchos equipos de la NBA y sus aspiraciones.

Plaga de lesiones en la NBA, causas y consecuencias. Foto: gettyimages
Plaga de lesiones en la NBA, causas y consecuencias. Foto: gettyimages

Es un goteo permanente y agónico, una tortura para los amantes del baloncesto que comprueba como casi cada día surge una noticia más funesta que la anterior en forma de grave lesión de algún jugador y amplía la nómina de jugadores en la enfermería. En una competición tan exigente como la NBA son habituales los pequeños problemas fruto de la sobrecarga de partidos y los esfuerzos continuados, pero este arranca de temporada está siendo especialmente preocupante. Muchos se temían lo peor y esos pesimistas pronósticos se están cumpliendo, e incluso superando. Resulta muy complicado armar una plantilla sólida y marcarse objetivos tangibles cuando se suceden los problemas, y muchos de ellos son de larga duración.

La corta pretemporada que hubo para poder comenzar el curso el día 22 de diciembre fue visto por muchos expertos en medicina deportiva como un riesgo enorme para los jugadores. Apenas se pudo hacer trabajo de acondicionamiento físico, faltaron amistosos por jugar para ir adquiriendo ritmo competitivo y todo es aún más difícil en un contexto tan adverso como el actual, en el que los protocolos sanitarios por el COVID-19 obligan a hacer cuarentenas, limitan los movimientos de las plantillas y cambian rutinas pre y postpartido. Casi en cada encuentro hay numerosas bajas por problemas musculares, pero lo más llamativo es la recurrencia de lesiones graves, esas que dejan fuera a un jugador durante semanas, meses, e incluso toda la temporada.

Se han producido numerosas lesiones de larga duración en la temporada NBA 2020/21

Spencer Dinwiddie, Thomas Bryant, Markelle Fultz, Jonathan Isaac, Chris Clemons, Marquesse Chris, Klay Thompson o Bogdan Bogdanovic han sido los que han sufrido con mayor rigor esta epidemia de lesiones, que ocasiona bajas de larga duración y recaídas constantes, con ejemplos como Rajon Rondo, Dante Exum, Kevin Love o Cody Zeller. Resulta muy difícil disfrutar de la mejor competición deportiva del mundo en estas condiciones, sin que las franquicias puedan establecer una rotación fija y teniendo siempre repleto el consultario médico, a lo que hay que añadir los positivos por COVID-19 que proliferan de manera sorprendentemente recurrente en los últimos tiempos. Mucho por mejorar en lo que a salud se refiere en la NBA.

Comentarios recientes