Cleveland Cavaliers y el notable impulso a un proyecto de futuro ilusionante

La franquicia de Ohio ha hecho un movimiento muy inteligente reclutando a un joven proyecto de estrella como Allen y dando muy poco por ello.

Balance Cleveland Cavaliers traspaso James Harden. Foto: gettyimages
Balance Cleveland Cavaliers traspaso James Harden. Foto: gettyimages

Inteligencia, determinación y visión a largo plazo. Eso es lo que se desprende del movimiento realizado por Cleveland Cavaliers en el traspaso de James Harden y que le permite postularse como un equipo muy interesante de cara al futuro. Los de Ohio parecen estar recuperándose mucho mejor y más rápido de lo esperado tras la salida de Lebron James y poco más de dos años después de que el hijo pródigo abandonara el hogar, la franquicia no es ni mucho menos un erial, sino que presenta brotes verdes que invitan al optimismo. La dupla formada por Colin Sexton y Darius Garland sigue creciendo y esperan que el rendimiento de Isaac Okoro y Kevin Porter Jr continúen mejorando. A todo eso hay que unirles desde ahora un pívot en torno al que construir algo grande en el futuro, como Jarrett Allen.

Si bien es cierto que el jugador referencia a nivel competitivo ahora mismo en Cavs es André Drummond, la llegada de Allen no es nada contraproducente. El talentoso pívot de 22 años tendrá durante un tiempo el mejor mentor posible y ambos pueden alternarse en la cancha. No tienen presión competitivo a corto plazo por lo que es momento para que los jóvenes se desarrollen; no sería descabellado que la gerencia contemplara un traspaso de Drummond a algún equipo con aspiraciones importantes esta temporada, con el fin de reclutar elecciones de Draft y algún otro jugador destacable en una posición peor cubierta. Además de Jarrett, a partir de ahora contarán con un consumado defensor como es Taurean Prince, que puede jugar un rol vital como Three&Def.

André Drummond saldrá al mercado y Cleveland Cavaliers cuenta con un quinteto joven ilusionante

Todo ello a cambio de ofrecer, tan solo, a un Dante Exum que no acaba de despegar por las lesiones y al que la eclosión de Sexton estaba limitando mucho su capacidad para desarrollar el potencial. Koby Altman, el General Manager más joven de la NBA, ha demostrado su excelente papel como gestor, sabiendo perfectamente qué es lo que se puede esperar de un mercado pequeño en proceso de reconstrucción. Cleveland Cavaliers tiene ante sí un futuro ilusionante y se espera que compitan con alegría desde ya mismo con el fin de dessarrollar una química de equipo adecuada para objetivos ambicosos próximos.

Comentarios recientes