Zach Lavine y Devin Booker aceleran su proceso de conversión en estrellas de la NBA

Talento innato y capacidad de erigirse en anotadores compulsivos. Eso es lo que habían demostrado hasta el momento Zach Lavine y Devin Booker, dos de los hombres llamados a liderar el futuro de la NBA. Sin embargo, esta temporada se antojaba clave para poder determinar hacia dónde se podían dirigir sus carreras y si seguían anclados en la espectacularidad y los números, o podían ser líderes de equipos con aspiraciones. Tanto Chicago Bulls como Phoenix Suns se encuentran en posiciones de playoffs y ambos han elevado sobremanera su nivel baloncestístico para permitirlo.

Comentarios recientes