Boston Celtics y los intangibles del "orgullo verde" comienzan a hacer efecto

Los de Massachussets encadenan una racha positiva que les aleja del play-in y les hace soñar con ser aspirantes a mucho más de lo previsto.

Boston Celtics, racha positiva. Foto: gettyimages
Boston Celtics, racha positiva. Foto: gettyimages

Jamás puede subestimarse el corazón de un campeón. Eso es lo que parecen empeñados en transmitir los hombres que se han enfundado en la magia de Boston Celtics, esa que viene a rescatar a la franquicia en los momentos difíciles y que dota a los de Massachussets de un aura especial. Con una plantilla claramente falta de efectivos en algunas posiciones, problemas financieros que llevaron a Danny Ainge a hacer movimientos cuestionables, cuanto menos, lesiones de estrellas como Jaylen Brown y dudas en el rendimiento de Kemba Walker, los Celtics afilan el colmillo en este tramo final de temporada y parece ser favoritos para ocupar la reñida cuarta plaza de la Conferencia Este.

Hace apenas un mes estaban fuera de playoffs y el desastre se cernía sobre una ciudad que respira baloncesto por todos sus poros. Sin embargo, el vestuario parece haberse conjurado para devolver el orgullo verde y luchar hasta el final. Solo así se entiende una reacción tan poderosa como la que han emprendido, con 7 victorias en los últimos 8 encuentros, y muchas de ellas ante rivales de la entidad de Phoenix Suns, Los Angeles Lakers, Portland Trail Blazers, New York Knicks o Denver Nuggets. Ha vuelto la sonrisa a un equipo en el que Jayson Tatum sigue siendo una gran estrella, mientras que Stevens va encontrando teclas muy válidas como Aaron Nesmith para ofrecer anotación fluida desde el banquillo.

- Boston Celtics, favoritos para cuarta plaza de Conferencia Este

Pero la mejoría de Boston Celtics se explica, en gran parte, por la reacción corajuda de Kemba Walker. Estaba siendo terriblemente cuestionado el base, que llegó a ver amenazado su estatus con el fichaje de Fournier. Su respuesta es digna de una estrella, promediando en este mes de abril la friolera de 17,7 puntos por partido, 5 rebotes y 6,2 asistencias, con una buena selección de tiro que le lleva a registrar un 46% de acierto en tiros de campo. Con la lesión de Young en Atlanta Hawks, la inexperiencia de New York Knicks y la falta de fluidez de Miami Heat, confían ciegamente en sus posibilidades de asaltar la cuarta plaza y salvar así una temporada repleta de imprevistos.

Comentarios recientes