Ricky Rubio, a Cleveland Cavaliers: nuevo capítulo de agonía colectiva que funde la luz individual

El base español, que atraviesa uno de los mejores momentos de su carrera, vuelve a emigrar a uno de los peores contextos de la liga

Ricky Rubio, a Cleveland Cavaliers: nuevo capítulo de agonía colectiva que funde la luz individual "Foto: NBA.com"
Ricky Rubio, a Cleveland Cavaliers: nuevo capítulo de agonía colectiva que funde la luz individual "Foto: NBA.com"

Seguramente, si un guion de Hollywood que tratara de ser muy agresivo con la salud mental y el transcurso de la vida de una persona fuera realizado en torno a la figura de Ricky Rubio, no sería tan cruel como el real. Es verdaderamente complejo imaginar una situación que pudiera desgastar más la estabilidad y el rendimiento de un jugador que no para de crecer en lo individual para decrecer en lo colectivo como consecuencia de las decisiones de las diversas 'front-offices' de la liga.

Antes de que Utah Jazz se convirtiera en un contender verdaderamente serio al anillo, Ricky Rubio fue traspasado. Lo mismo sucedió con Phoenix Suns, su siguiente destino, que este año ya ha pisado sus primeras Finales de la NBA de la década. Ahora, surgen muchas dudas a la hora de creer que Minnesota Timberwolves vaya a ser la nueva sorpresa de la liga, lo que sería ya el colmo definitivo, pero sí que está más o menos claro que Cleveland Cavaliers tampoco será un equipo que aspire a algo serio en este curso 2020/21.

¿Por qué es tan mala noticia su llegada a Cleveland?

De hecho, la pésima noticia del traspaso de Ricky Rubio a Cleveland Cavaliers a cambio de Taurean Prince cuenta con una doble lectura que, en ambos casos, resulta muy negativa para los intereses de personales del base español:

- El nivel del equipo al que llega Ricky, que es uno de los peores de la pasada temporada y no aspira a una revolución en su plantel que acabe con varias estrellas defendiendo los colores de la franquicia de Ohio.

- Y que, precisamente, donde los Cavs cuentan con jugadores interesantes y mucha proyección es en el frontcourt, en esas posiciones de 1-2 con proyectos de estrellas en la liga como Darius Garland y Collin Sexton.

¿La esperanza? Que el traspaso de Ricky Rubio a Cleveland Cavaliers sea igual de fructífero que su paso por Oklahoma City Thunder, un abrir y cerrar de ojos que le vuelva a colocar en un traspaso a un contender y por fin obtenga ese premio a la carrera del que es uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto español.

Comentarios recientes