Las incongruencias de la plantilla de Cleveland Cavaliers: ¿qué pasa con Ricky Rubio?

Los de Ohio tienen una de las plantillas más singulares de la NBA, con varios puestos masificados y otros con jugadores tapando a elecciones de este último draft

Ricky Rubio, jugador de Cleveland Cavaliers.
Ricky Rubio, jugador de Cleveland Cavaliers.

Analizando una a una las plantillas de la NBA nos encontramos con algunas muy compensadas, otras más veteranas, algunas realmente pobres y otras tremendamente fuertes. La más singular de todas sin lugar a dudas es la de Cleveland Cavaliers. Si uno analiza la plantilla de Brooklyn Nets está claro que van a por el anillo y si uno estudia un poco la de Orlando Magic la reconstrucción y el número 1 del draft están en el punto de mira. No pasa lo mismo con los Cavs.

Los de Ohio han realizado una serie de movimientos que, vistos desde fuera, parecen no tener ningún sentido:

1. La elección de Evan Mobley en el draft

Los Cavs eligieron en el número 3 del draft a Evan Mobley. Se trata de un pívot con una proyección espectacular. Con calidad en sus movimientos en el poste, con habilidad y con un gran tiro exterior. No discutimos aquí que Mobley no fuera una elección adecuada para un pick tan alto, discutimos que cuentan en la plantilla a dos jugadores recien incorporados como Jarrett Alllen y Lauri Markkanen con contratos largas y que cobran un pastizal (este año Allen por encima de los 20 y Markkanen de los 15). No hay hueco para que los tres cuenten con minutos. Tampoco Mobley y Allen tiene pinta de que pudieran jugar demasiado juntos...

2. El fichaje de Ricky Rubio

En estos momentos los dos jugadores franquicia de Cleveland Cavaliers son Darius Garland y Collin Sexton. Un backcourt joven y más que prometedor. Con un Sexton que es una máquina de anotar y con un Garland que, aconsejado de primera mano por Stephen Curry, viene de hacer una segunda temporada en la NBA tremenad y que tiene pinta de que va a seguir evolucionando. Así, el aterrizaje de un tercer base como Ricky Rubio que cobra 17 millones y está en último año de contrato no tiene sentido más allá de que piensen traspasarle durante la temporada para conseguir algo mejor. Porque minutos no le vemos...

3. El caso Kevin Love

No sabemos qué pinta a estas alturas Kevin Love en un equipo que se está renovando y que a todas todas quiere evolucionar con talento joven. Al que fuera escudero de LeBron James en el título de 2016 le quedan por cobrar 60 millones en dos años. No sabemos cuál va a ser su papel deportivo durante esta temporada. ¿Cómo va a encajar?

Comentarios recientes