Los Angeles Lakers y una calamitosa pretemporada que enciende las alarmas

Westbrook reclama que sus compañeros se adapten a él y Davis exige jugar de 5, después de perder el cuarto partido consecutivo y dar muy mala imagen.

Russell Westbrook, pretemporada. Foto: gettyimages
Russell Westbrook, pretemporada. Foto: gettyimages

Una cosa es necesitar tiempo para encajar las nuevas piezas y otra muy distinta ofrecer una imagen deleznable cada vez que sale a pista. Los Angeles Lakers aún no conocen la victoria en esta pretemporada NBA, pero lo más grave son las sensaciones de impotencia y falta de cohesión que transmiten. Sin el timón de Lebron James, la dirección de juego de Russell Westbrook vuelve a ofrecer un episodio más de pérdidas y descontrol, mientras que Anthony Davis no encuentra su lugar en la cancha si no le rodean de tiradores. La mejor, y casi única buena noticia, está siendo la capacidad de Carmelo Anthony para aportar desde el banquillo, pero da la sensación de que el equipo va a sufrir mucho en los compases iniciales de la temporada porque está muy lejos de tener un esquema de juego claro y efectivo, tal y como comentan en ESPN.

En esta tesitura, comienzan a llegar mensajes poco constructivos por parte de los jugadores, como los realizados tras caer ante Phoenix Suns por 94-123, en un partido sonrojante y que supuso una falta de respeto a los aficionados angelinos que acudieron al Staples Center. "No podemos omitir pasos en este proceso, sabemos que vamos a sufrir en el inicio de temporada pero no podemos resignarnos. Sería muy mala noticia arrancar el campeonato con varias derrotas consecutivas, así que debemos aprender rápido de los errores que estamos cometiendo", argumentó un Anthony Davis deseoso de volver a jugar con Lebron James, así como de ocupar el puesto de pívot cuando el Big 3 coincida en cancha.

Westbrook acabó con 9 pérdidas y un +/- negativo de 14 puntos con él en cancha

Mucho más grave es lo de Russell Westbrook, cuyo nivel de juego fue paupérrimo y sus declaraciones en rueda de prensa fueron en la línea. "No me preocupa en absoluto lo que pase en pretemporada, nunca suelo hacerlo bien. El asunto de las pérdidas sé que es recurrente y todo el mundo habla de ello, pero sé que puedo solucionarlo. De hecho solo se trata de tener sincronización con mis compañeros. Creo que tienen que acostumbrarse a mi velocidad de juego, a mi ritmo y a mi posicionamiento en la cancha", soltó sin dudarlo un jugador que puede dar mucho a Los Angeles Lakers, pero también condicionar enormemente su juego y restarle competitividad, como ya ha hecho con otros equipos.

Comentarios recientes