El error de Los Ángeles Lakers con el fichaje de Russell Westbrook

La llegada del base al Staples Center no hará más que dinamitar la relación del vestuario sin aportar unos números que merezcan la pena a cambio

Russell Westbrook con su nueva camiseta de Los Ángeles Lakers "Foto: Fansided"
Russell Westbrook con su nueva camiseta de Los Ángeles Lakers "Foto: Fansided"

Muchos aficionados a la NBA, analistas de juego, periodistas y ejecutivos coincidieron en resaltarlo como un movimiento peligroso. La llegada de Russell Westbrook a Los Ángeles Lakers a cambio de piezas secundarias interesantes como Montrezl Harrell, Kentavious Caldwell-Pope o Kyle Kuzma no tenía por qué ser una buena decisión de mercado de la entidad californiana.

En realidad, todo se supeditaba al hecho de que Russell Westbrook encajase en el equipo, tanto dentro de la cancha como en el vestuario. Uno de los mayores egos de la liga, un ‘trash-talker’ de manual que requiere mucha cota de balón y cuyo estilo de juego no es el de un base a la vieja usanza.

Su manejo del balón es inferior a su físico, su visión de juego es menor que su capacidad anotadora y su capacidad para decidir en jugadas de pocos segundos y decantarse por la mejor opción es, cuanto menos, complicado.

En esta compleja pretemporada para los de Frank Vogel ya estamos pudiendo comprobar que la sintonía de los jugadores entre sí no es buena. Mejorará con el paso de las semanas y el crecimiento de la química, pero podría no ser suficiente.

Un problema también de números

No obstante, el principal problema que tiene que superar Russell Westbrook desde su llegada a Los Ángeles Lakers es algo de números y aportaciones ofensivas al equipo. Sus números totales hasta el momento son de triple-doble, pero uno muy triste compuesto por:

- 10 puntos

- 10 rebotes

- 10 asistencias

- 17 pérdidas de balón

¿Conseguirá revertir la situación el ex de Wizards, Rockets y Thunder?

Comentarios recientes