La grandeza de Chris Paul explicada con estadísticas NBA

El base de Phoenix Suns es la principal razón del gran estado de forma de la franquicia de Arizona, que encadena 11 victorias consecutivas en la liga

Jorge P. Borreguero | 20 Nov 2021 | 17:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
Chris Paul, jugador de Phoenix Suns.
Chris Paul, jugador de Phoenix Suns.

Phoenix Suns es actualmente uno de los equipos de moda en la NBA. La franquizia de Arizona está en mejor forma que ninguna otra. Se encuentra en la segunda posición de la Conferencia Oeste, y con un récord de 12-3 después de encadenar 11 victorias de manera consecutiva (la última esta pasada madrugada ante unos Dallas Mavericks sin Luka Doncic).

Uno de los principales artífices del gran momento de estos Suns no es otro que Chris Paul. El veterano base de 36 años sigue demostrando que la edad es solo un número, y en lo que respecta a su posición, de toda la NBA, solo tiene por delante ahora mismo a Stephen Curry.

La temporada 2021/22, que apenas ha comenzado, ya está siendo histórica par CP3. Así lo demuestran las Estadísticas NBA:

  • Promedios de 14.4 puntos, 4.2 rebotes y 10.7 asistencias por partido.
  • Chris Paul es el único jugador de la NBA que promedia más de 10 puntos, 10 asistencias y dos robos por partido.
  • Con las 14 asistencias contra los Mavs, Paul se coloca en la tercera posición de la lista de jugadores con más partidos de +10 asistencias (521).

Certificando su papel de contender

Pese a todo, este gran momento tanto de Phoenix Suns como de Chris Paul no sorprende a nadie. La franquicia es la vigente Finalista de la NBA, aunque perdiese contra Milwaukee Bucks. Un equipo dirigido por Monty Williams que ya debería empezar a considerarse como uno de los grandes de la NBA: Devin Booker, DeAndre Ayton, Mikal Bridges, el propio Chris Paul, Jae Crowder...

El sueño del anillo aún es posible. Los aficionados de los Suns pueden estar seguros de que Phoenix dará guerra hasta el final. A Chris Paul aún no se le han acabado las opciones de finalizar su carrera con el título de campeón en su palmarés. Algo que, sin duda, merece como nadie.