Bobby Portis, el "extraño elemento" de la NBA actual

El pívot de los Bucks dominó el rebote y fue determinante en la jugada decisiva del quinto partido, demostrando tener cosas especiales y ser un jugador importante.

Bobby Portis, clave en éxito de Bucks. Foto: gettyimages
Bobby Portis, clave en éxito de Bucks. Foto: gettyimages

Hay jugadores cuyo impacto en la liga va mucho más allá de sus habilidades técnicas, hombres llamados a estar en el momento adecuado y en el lugar idóneo, competidores natos con una habilidad única para hacerse notar cuando nadie les espera. Bobby Portis es uno de ellos y su rendimiento esta temporada en Milwaukee Bucks no deja de asombrar a propios y extraños. Visto como un mal compañero durante muchos años y recluido a un segundo plano por su incapacidad para ser algo más que un tipo talentoso, el ala-pívot ha experimentado una reconversión camaleónica desde que llegó a Wisconsin. Le rescataron del olvido, fue importante en la consecución del anillo y renunció a mucho, muchísimo dinero, por ser fiel a la franquicia que le devolvió a la élite.

Lo que nadie podía prever es que una lesión grave de Brook López le diera tantos minutos en temporada regular, sin que el equipo se resintiera especialmente. Mantiene sus habilidades ofensivas, pero ha desarrollado su instinto reboteador, amoldándose perfectamente al juego de unos Bucks en los que abre bien la cancha, trabaja duro en defensa y domina la pintura en momentos puntuales. Es lo que hizo en ese rebote ofensivo capturado en los últimos segundos del quinto partido ante los Celtics y que bien puede valer la clasificación de su equipo. En una acción se condensan todas las virtudes de unos de los jugadores revelación de la temporada.

Bobby Portis capturó más rebotes ofensivos que todo el equipo de Boston Celtics

Carismático como el que más, su capacidad para brillar en instantes en los que nadie contaba con él le convierten en el heredero natural de ese mítico Robert Horry, que ganó anillos desde un rol secundario para convertirse en protagonista en momentos cumbre. Milwaukee Bucks capturó 17 rebotes ofensivos la pasada madrugada, por tan solo 5 de sus rivales, haciendo que la diferencia reboteadora global fuera de +13 a favor de los de Wisconsin. Él solo cogió la friolera de 15, de los cuales 7 fueron ofensivos. Su labor fue determinante para una victoria que da un golpe moral terrible a Boston Celtics y hace que los de Massachussets tengan que luchar contra la historia.

Comentarios recientes