El impresionante partido de Marcus Smart que condicionó

Boston Celtics destrozó a Miami Heat en el segundo duelo de la Final del Este en gran parte gracias al regreso de Marcus Smart. El base de los de Massachusetts no pudo estar presente por lesión en el primer partido de la serie y su presencia se notó, y mucho en el segundo. Fue el catalizador del juego de los suyos con 12 asistencias y estuvo muy agresivo en ataque, tirando mucho (hasta 22 tiros y 12 triples) y acertando: 24 puntos al final para él.

Comentarios recientes