¿Está haciendo Pau Gasol un Fernando Alonso en el final de su carrera?

El pívot catalán está siendo infravalorado por su entrenador Gregg Popovich en sus últimas temporadas en San Antonio Spurs, ¿o no?

Pau Gasol, con la camiseta de entrenamiento de los Spurs.
Pau Gasol, con la camiseta de entrenamiento de los Spurs.

Pau Gasol, a sus 38 años, está disputando su temporada número 18 en la NBA. Sus números son envidiables. Son de otra galaxia. Más de 1200 partidos de liga regular y más de 17 puntos y 9 rebotes de media por partido. Es, de largo, el mejor jugador español de baloncesto de la historia y se encuentra en el top-3 de mejores europeos de siempre en la NBA.

El culmen de su carrera lo vivió entre 2008 y 2010, cuando consiguió dos anillos con Los Angeles Lakers. Luego, tras dos años de frustraciones en los que parecía que su aventura se venía abajo por culpa de un perdido Mike D'Antoni, fichó por los Bulls, donde demostró entre los 34 y los 35 años que se encontraba en una forma envidiable, que seguía anotando con la facilidad de siempre y que reboteaba mejor de lo que lo había hecho hasta entonces.

Tras esas dos grandes campañas, en el verano de 2016 le llegó la oportunidad de unirse a los Spurs de Popovich a cambio de un muy buen contrato. No lo dudó. Firmó por dos temporadas, la segunda de ellas opcional y, pese a firmar los peores números de su carrera en minutos y puntos (bajó de 16.5 en 31.8 minutos con los Bulls en la 2015/16 a 12.4 en 25.4 en los Spurs en la siguiente), renovó por tres temporadas a cambio de 48 millones de dólares.


En estos momentos se encuentra en la segunda de esas temporadas y sus números no paran de bajar. La temporada pasada promedió 10,1 puntos y 8 rebotes por choque y en el inicio de la presente campaña promedia 6,8 puntos y 6,1 rebotes. Ha pasado de promediar casi 32 minutos en Chicago en 2016 a no llegar a los 18 esta temporada en San Antonio.

El bajón es innegable, como también lo es que Pau podría estar jugando más minutos en otro equipo. Pero está donde quiere estar. Está disfrutando de una franquicia y de un entrenador míticos. Está ganando un sueldazo y, como Fernando Alonso en la Fórmula 1, aunque en algún momento de su carrera se haya podido equivocar de destino, lo ha hecho firmando por un equipo que él pensaba que iba a ser ganador.

Luego, nunca se sabe, pero lo cierto es que la historia de Pau Gasol en la NBA aún no ha acabado. Se cuida como nadie y, si las lesiones no le fallan, el año que viene continuará dando guerra. Mucha más guerra que la que está dando Dirk Nowitzki últimamente, por ejemplo. Juega menos sí, pero eso puede favorecer que su carrera se alargue. Y eso es lo que queremos todos. Porque hay muchos jóvenes españoles que no concebimos la NBA sin Pau.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter