En pocas palabras

Matt Barnes se llevó una falta flagrante por tratar de parar a James Harden así

Roberto Carlos Mateos | 16 Mar 2015 | 12:47
facebook twitter whatsapp Comentarios

Este domingo los Rockets lograron una importante victoria a domicilio ante los Clippers (100-98) con un gran James Harden (34+7+7). Los de Doc Rivers no consiguieron frenar a la barba más famosa de la NBA y el regreso de Blake Griffin (11+11+8) no fue suficiente para los angelinos. Durante el partido vimos una de las faltas más feas y violentas de lo que va de tempoorada. Matt Barnes lanza literalmente contra el suelo a Harden cuando este trataba de llegar a la canasta. Fea acción que fue castigada con falta flagrante.

Cualquiera que siga la NBA con cierta regularidad sabe que hay algunos jugadores que no están considerados como estrellas, y a veces sus entrenadores les utilizan para anular al mejor jugador del equipo rival. El 'trabajo sucio', que muchas veces los hombres con este rol cumplen 'encantados', ya que de alguna forma parecen cómodos con las situaciones conflictivas y a algunos se les da bastante bien, como si hubieran aprendido a provocar. Matt Barnes es un buen ejemplo.

Provocar, sacar del partido al rival, o incluso utilizar la fuerza física para pararle antes de que siga sumando puntos y asistencias. Intimidar al mejor jugador del equipo rival es una tarea difícil y complicada, no exenta de riesgos tales como faltas técnicas, flagrantes, abucheos e insultos del público o incluso pequeñas tanganas con los compañeros de la 'víctima'.