Kyrie Irving: "Trato de hacer todo lo posible para estar preparado"

El base se resiste a perderse el partido de esta madrugada y jugará con molestias tras nueve días dedicados a intentar suavizar su tendinitis en la rodilla.

La lucha por el campeonato de la NBA es una guerra de desgaste, que requiere habilidad, y en ocasiones, el beneficio del tiempo y la suerte.



La suerte, en particular, tiene más que ver con las lesiones y Golden State Warriors puede dar fe de ello. Han permanecido saludables prácticamente durante todos los Playoffs, y tanto Marreese Speights como Klay Thompson estarán listos para las Finales de la NBA.



Su oponente, Cleveland Cavaliers, ha sido todo lo contrario. No sólo perdieron a Kevin Love durante un largo periodo, lo que dejó su rotación en ocho jugadores, sino que Kyrie Irving jugará esta noche renqueante de una lesión que podría mermarle durante toda la serie.



Una tendinitis en la rodilla izquierda es la causa de la preocupación del jugador y de los Cavs. A pesar de haber sido capaz de jugar el cuarto partido frente a los Hawks en las Finales de la Conferencia Este, el regreso tras nueve días de descanso parece desalentador. El mismo David Blatt reconoció que no parecía él mismo, y el propio Irving también dijo que no estará al 100%, "a menos que ocurra un milagro".

Jugar tocados es algo que la mayoría de los jugadores aprenden a tratar durante su carrera. Aunque LeBron James ha llegado a admitir que un Irving tocado es mucho mejor que no tenerlo.



Para tratar de prepararse para esta madrugada, el jugador ha sido objeto de varios tratamientos y ha entrenado de forma algo limitada. Mientras, él se mantiene firme en que va a jugar y los Cavaliers no han emitido un comunicado formal de lesión, también ha habido confirmación oficial de su participación.



"Estoy tomándome los días necesarios para preparar mi cuerpo para el primer partido. Me paso el día con el personal médico, tratando de hacer lo que pueda para estar preparado".



Incluso limitado, Cleveland requiere la presencia de Irving para hacer frente a los Warriors. No pueden darse el lujo de acortar aún más la rotación, y si bien no hay ni punto de comparación en cuanto a sus capacidades defensivas entre ahora y cuando estaba al 100%, la amenaza ofensiva que supone el base en la cancha ayudará al equipo ante el acoso que seguramente recibirá LeBron James por parte de Golden State.



En los primeros Playoffs de su carrera, Irving ha promediado 18.7 puntos, 3.3 rebotes y 3.7 asistencias, con un 43.6% en tiros de campo y un 48.1% en triples.

Comentarios recientes