Los Suns liberan espacio salarial con el traspaso de Marcus Morris y Danny Granger

Los Suns se están encargando de animar el mercado en los primeros días de la agencia libre.

Después de firmar a Tyson Chandler un contrato multianual por 52 millones de dólares y renovar a Brandon Knight, la franquicia de Arizona ha realizado un nuevo movimiento con el fin de liberar espacio salarial para acometer una operación de primera categoría.

Los Suns han traspasado a Detroit a Danny Granger, Marcus Morris y Reggie Bullock a cambio de una segunda ronda de Draft de 2020. Un premio insignificante que no esconde la verdadera intención de la franquicia: liberar casi nueve millones de dólares para hacer hueco a LaMarcus Aldridge.

En su deseo por firmar al ala-pívot, en Phoenix tendrán un duro competidor que puede presumir de un proyecto deportivo mucho más atractivo: los San Antonio Spurs. Aún así, los Suns deberán desahogar aún más su economía para afrontar con garantías la firma de Aldridge. Markieff Morris, P.J.Tucker, Archie Goodwin, T.J.Warren o Alex Len podrían ser los siguientes.

Por su parte, los Pistons reciben un paquete interesante de jugadores a cambio de nada en un pequeño regalo con el que intentar olvidar la marcha de Greg Monroe a Milwaukee.

Comentarios recientes