10 curiosidades sobre Drazen Petrovic (II)

Segundo capítulo de la serie '10 curiosidades sobre...' dedicado exclusivamente a la figura del legendario 'Genio de Sibenik'.

1. Solo Michael Jordan le hubiera hecho sombra. En el momento del fatídico accidente de tráfico que le costó la vida, los Nets estaban preparando una oferta de renovación por todo lo alto que hubiera convertido a Drazen Petrovic en el segundo escolta mejor pagado de la liga.

2. Insultos como motivación. Cómo pasa con la gran mayoría de los genios del deporte su presencia no era demasiado apreciada en los pabellones rivales. Era habitual que Petrovic fuera el centro de los insultos de las aficiones locales con las que se enfrentaba pero, más que lastrarle, estos cánticos le servían como motivación extra hasta el punto de repetirlos él mismo en voz baja durante los partidos.

3. Máxima anotación en la NBA: 44 puntos. El Izod Center de New Jersey fue testigo de la máxima exhibición ofensiva del Genio de Sibenik en la NBA un 24 de enero de 1993. El escolta croata alcanzó los 44 puntos con una espectacular serie (17 de 23) y añadió cuatro asistencias. ¿Rival? Los Houston Rockets de un tal Hakeem Olajuwon.

4. Desaprovechado en Portland. A pesar de su cartel de estrella, los comienzos de Drazen en la NBA no fueron nada fáciles. A las órdenes de Rick Adelman, el escolta apenas promedió 11.2 minutos en su temporada y media como jugador de los Blazers, muy condicionado por la presencia en el equipo de estrellas asentadas como Clyde Drexler y Terry Porter. Por si fuera poco, fue traspasado a New Jersey por una simple primera ronda de Draft.

5. Primer contrato profesional precoz. Su primer contrato con el primer equipo del Sibenik llegó con tan solo 15 años de edad.

6. El partido de los 112 puntos. Su insultante superioridad se cobró a su mayor víctima en la temporada 1984/85, primera en la Cibona y con la mayoría de edad recién estrenada. El Smelt Olimpia sufrió un duro correctivo tras recibir 158 puntos, 112 de ellos bajó la firma de Petrovic.

7. Ocho triples consecutivos...y victoria. Una de sus exhibiciones más recordadas tuvo lugar en un encuentro de Copa de Europa entre la Cibona y el Limoges francés. Con una renta desfavorable de 19 puntos que amenazaba con sentenciar el partidos antes de tiempo, emergió la figura del croata para dar la vuelta al marcador con ocho triples consecutivos y un parcial de 24-2.

8. El baloncesto, cosa de familia. Además de su hermano Aleksandar, Drazen tuvo en su familia a otra gran figura del baloncesto europeo. Dejan Bodiroga, ex del Real Madrid y FC Barcelona y uno de los mejores jugadores del Viejo Continente de la década de los 90 y principios del 2000, era primo segundo suyo.

9. Héroe en su país. Tras su muerte, su tumba se ha convertido en un auténtico santuario visitado por miles de personas al año. Además, la Cibona cambió el nombre de su pabellón por 'Drazen Petrovic Basketball Hall' y en la ciudad de Zagreb existe una calle con su nombre y un museo dedicado a su figura.

10. FC Barcelona y Real Madrid pujaron por él. Los aficionados a la ACB tuvieron el gran honor y placer de poder disfrutar in situ del legendario Genio de Sibenik a lo largo de una temporada. El escolta fichó por el Real Madrid en 1988 aunque bien pudo hacerlo por el gran rival. Ante la indecisión por parte de la directiva blaugrana, Petrovic fue tajante con su agente: "Habla con el Madrid". Dicho y hecho.

Comentarios recientes