El nuevo Anthony Davis

El ala-pívot está trabajando para incluir el lanzamiento exterior en su arsenal ofensivo y añadir músculo en la búsqueda de una mayor presencia en la zona.

Bajo las estrictas órdenes del nuevo entrenador del equipo, Alvin Gentry, Anthony Davis ha intensificado, a lo largo del verano, las sesiones de entrenamiento con el fin de extender su dominancia en el juego interior de las canchas de la NBA. El ala-pívot de los Pelicans quiere aumentar su ya de por si casi inagotable nómina de recursos ofensivos y para ello ha estado trabajando en su lanzamiento exterior, además de afrontar largas sesiones en el gimnasio para fortalecer su musculatura y ganar esos kilos necesarios para dominar en la zona.

Según un informe de la propia franquicia de New Orleans, Davis ha ganado seis kilos de masa muscular respecto al pasado curso mientras ha reducido su índice de grasa corporal a un 10%. Todo ello gracias a una rutina de trabajo bajo el atento seguimiento de Jason Sumerlin, entrenador de fuerza y condicionamiento, que incluye entrenamientos con pesas y una reestructuración de su dieta.

Este incremento de fuerza y peso debe permitir a Davis (114 kg) un mejor desempeño en el juego interior contra jugadores más físicos y pesados como DeMarcus Cousins, Zach Randolph y DeAndre Jordan. Si bien su posición natural en la pista es la de ala-pívot, es posible que Davis pueda jugar en determinados momentos de '5' aprovechando el reciente 'boom' del small-ball, por lo que se presenta como fundamental este incremento de peso y fortaleza.

Estando el futuro de la NBA en sus manos con sus apenas 22 años de edad, no es de extrañar que Gentry, haya definido a su pupilo como "el mejor jugador de la NBA sin contar a LeBron James."

Comentarios recientes