España asalta Lille y jugará la final del EuroBasket

La selección española asegura su billete para los Juegos Olímpicos y luchará por la medalla de oro tras doblegar (80-75) a Francia ante casi 27.000 seguidores bleus.

Después de la heroica y agónica victoria de cuartos de final ante Grecia, la selección española afrontaba hoy un compromiso aún mayor y en un marco totalmente desfavorable: superar a la anfitriona y gran candidata al título ante más de 25.000 aficionados 'hostiles'. Y lo logró.

España jugará la final del EuroBasket después de superar en la prórroga (80-75) a Francia en el que ha sido, posiblemente, el mejor duelo de todo el torneo, gracias a un pletórico Pau Gasol para el que faltan los calificativos. El ala-pívot de los Chicago Bulls fue un auténtico vendaval ofensivo (40 puntos, 11 rebotes y 3 tapones) para el que la defensa gala no tuvo remedio ni antídoto en ningún momento del partido.

Ante la falta de acierto exterior, Sergio Scariolo ha sabido adaptarse a las exigencias del guión y ha hecho de la defensa un buque insignia que ha dado unos resultados inmejorables. Después de secar a Spanoulis en cuartos de final, en esta ocasión el que sufrió la asfixiante defensa de los efectivos españoles fue un Tony Parker bien vigilado e inoperativo en ataque que firmó una noche para olvidar con una efectividad en tiros de campo del 23.5%

El resto del partido se limitó a una consigna fácil: balón a Gasol. El ala-pívot anotó la mitad de los puntos de la selección y tan solo Sergio Llull, brillante en defensa, estuvo más minutos en pista (39). A pesar del buen planteamiento sobre el parqué de Lille, Francia consiguió las primeras rentas favorables del partido amén a su mayor fortaleza en el rebote ofensivo gracias a la omnipresencias en ambos tableros de Rudy Gobert (13 rebotes). El propio Pau y Sergio Rodríguez (15 puntos) mantuvieron a flote a España mientras De Colo (14 puntos), Batum (14 puntos) y Gelabale (10) asumían el peso de la ofensiva gala.

Con este panorama, España afrontó el último cuarto con ocho puntos de desventaja y el público de Lille apretando como nunca para llevar en volandas a los suyos hasta la victoria. Sergio Scariolo aplicó una defensa en zona de la que sacó oro y Gasol lideró un parcial de 10-0 que daba la vuelta al marcador, aflorando los nervios en una selección francesa que comenzaba a temblar ante la posibilidad de caer derrotada ante su afición.

Pau continuó con su recital en la pintura a pesar de todas las maniobras defensivas y la intensidad aplicada por las torres francesas. Una falta en ataque de De Colo y una brillante penetración de Sergio Rodríguez colocaron al combinado español tres puntos por encima a menos de un minuto para el final. Nico Batum respondió con frialdad desde el perímetro y en la siguiente jugada Gobert colocó un tapón, previa falta no pitada, a Pau que llevó el partido a la prórroga.

En el tiempo añadido, Francia resistió durante el mismo tiempo que la intensidad defensiva del propio Gobert estuvo presente. A un minuto y medio del final, el pívot francés recibió la quinta falta y fue expulsado, momento en el que España apretó en defensa y Gasol no encontró oposición en la zona para cerrar el partido con dos mates consecutivos. Nico Batum tuvo la oportunidad de igualar el partido desde la línea de personal tras una falta exterior de Claver, pero erró los tres lanzamientos.

España estará en la gran final del EuroBasket donde le esperará Serbia o Lituania.


Comentarios recientes